Lunes 20 de Agosto de 2018

El agua sube 23% a partir de mayo

En la audiencia pública, AySA sostuvo que mantendrá el descuento del 25% para los hogares que lo necesiten.

 

 

El Ente Regulador de Agua y Saneamiento (ERAS) definirá antes de fin de mes la nueva estructura tarifaria para el servicio de agua potable y cloacas a cargo de la empresa estatal Aguas y Saneamientos Argentinos (AySA), tras la audiencia pública que comenzó ayer jueves y finalizó este viernes en el Teatro de la Ribera de la Ciudad de Buenos Aires.
En la referida audiencia los funcionarios de AySA detallaron las obras previstas y en ejecución para la expansión del servicio, al tiempo que solicitaron activar un aumento de las tarifas de 23%, que tendría vigencia a partir de mayo.

Se trata de un aumento más moderado del que el Gobierno había imaginado a principio: el año pasado el aumento fue del 300% y con eso la empresa logró cubrir sus costos de operación, pero no de mantenimiento ni inversión.

Las exposiciones comenzaron con la presentación de la propuesta a cargo de la compañía y concluyó esta tarde, tras un cuarto intermedio, con las intervenciones de entidades de defensa del consumidor completando así el listado de 40 participantes inscriptos.

Además del 23%, la empresa señaló que planea mantener el descuento de 25% en la factura para aproximadamente 1,5 millón de usuarios, en su gran mayoría habitantes de zonas vulnerables, que tenían ese beneficio hasta abril de 2017 y ahora se plantea extender hasta abril de 2018. En el transcurso del año la empresa verificará si estos usuarios podrán quedar incorporados (voluntariamente) a la Tarifa Social.

En 2011 se activó para zonas residenciales de alto poder adquisitivo la quita de subsidios, que fue parcial para otras zonas. En marzo de 2016 se eliminaron los casos de subsidios de 5 y 25% a los que tenían un subsidio de 50% se les redujo a la mitad.

En cuanto a los usuarios No residenciales, es decir para los comerciales e industriales, AySA proyecta ir a un esquema de facturación basado en el consumo a lo largo del próximo año. Estos pagarán un Cargo Fijo único de alrededor de $87 por el agua y otros $87 por cloacas, que rondará los $250 por bimestre considerando impuestos.

El resto de la factura para este tipo de usuarios será calculada en base al consumo que registren los medidores. Ypara los usuarios No residenciales que todavía tienen 25% de subsidio en sus facturas, se iría eliminando en un plazo de un año a razón de 4,16 puntos porcentuales por bimestre.

AySA presta el servicio en la Ciudad de Buenos Aires y en 23 partidos del conurbano bonaerense totalizando un área de concesión de 2.588 kilómetros cuadrados habitada por 12.554.449 personas. En los últimos años extendió su área de incumbencia incorporando a los partidos de Escobar, José C. Paz, Malvinas Argentinas, San Miguel, Presidente Perón y Moreno.

Según la empresa, estas nuevas 8 áreas introducen un déficit operativo de 1.200 millones de pesos más en subsidios. En tanto, otros 1.100 millones se destinan a mantener el descuento de 25% que reciben 1,25 millón de hogares sobre el valor de sus facturas. A partir de mayo, este descuento pasará a llamarse "beneficio zonal" y en el plazo de un año los usuarios deberán demostrar que cumplen las condiciones para recibir la tarifa social.