Miércoles 19 de Diciembre de 2018

Apuran el ingreso de un proyecto para oficializar un nuevo impuesto al juego

El mismo se aplicará tanto en el territorio bonaerense como en la ciudad de Buenos Aires. El proyecto, que debe ser aprobado este año  para poder ser ejecutado en 2019, afectará a las monedas tragamonedas con el pago de un monto que será calculado en base al ganado.

El ajuste impulsado desde el Gobierno Nacional obligó a los mandatarios de la Ciudad de Buenos Aires la Provincia a buscar alternativas recaudatorias que les permitan paliar, en alguna medida,  el costo de 6500 y 35.000 millones que perderán respectivamente el año próximo.

De manera conjunta la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta decidió apuntar a la industria del juego y crear un impuesto al “win” que afectará a las transacciones en máquinas tragamonedas.

Según precisaron fuentes allegadas a la construcción del proyecto que por estas horas busca ingresar con premura al reciento legislativo de cada gobierno, el gravamen será  un porcentaje del dinero ganado. Dado que las máquinas deberán ser “seteadas” con ese criterio, serán las propias salas de juego las que oficien como agentes de retención

De esta manera cuando una persona quiera jugar en una máquina tragamondas tiene que cargarle primero un saldo que el jugador irá jugando durante el tiempo que desee o hasta que se le acabe. Cuando gana en un tiro ese dinero se suma al saldo que tiene para jugar. Cada vez que gane se le descontará entre el 3 y el 5% de ese dinero de forma automática.

Las principales quejas vinieron de parte de Codere que el viernes al mediodía realizó una gran reunión entre varios actores para intentar menguar el impacto y buscar una salida negociada. Ahora sólo resta esperar que tipo de acompañamiento tendrá el proyecto en el ámbito legislativo de cada gobierno.