Miércoles 17 de Octubre de 2018

Intendentes de la oposición llevaron al Congreso sus críticas a los tarifazos

Jefes comunales bonaerenses del massismo, kirchnerismo y PJ fueron parte del encuentro en la Comisión de Asuntos Municipales. Sin presencia del oficialismo, pidieron que los municipios paguen la luz a precio de generación y no de distribución.

La Comisión de Asuntos Municipales de la Cámara de Diputados de la Nación que preside el ex intendente de Bolívar y dirigente del randazzismo, Eduardo “Bali” Bucca, recibió ayer a un grupo de jefes comunales bonaerenses de espacios opositores para debatir en torno a las subas en las tarifas.

En ese marco, los intendentes manifestaron sus quejas y presentaron una iniciativa para que los municipios paguen sólo el costo de generación de la electricidad que consumen y no a precio de distribución.

Sin embargo, el encuentro no contó con la participación de ningún representante de Cambiemos y tampoco se pudo avanzar con la firma de un dictamen para llevar al recinto el proyecto presentado.

Tanto la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, como el presidente Mauricio Macri, fueron los blancos de las críticas de los intendentes opositores.

La jefa comunal de La Matanza, Verónica Magario, pidió que las tarifas de luz, gas y agua se retrotraigan a noviembre de 2017 y planteó que “no pueden estar a estos valores, son descomunales, la gente no da más”.

Además, cuestionó la eliminación por parte de Vidal de dos tributos municipales, uno de los cuales “estaba sin cobrarse hace varios años y se empezó a cobrar en enero de este año, según lo votado en el Presupuesto 2018”. “En una boleta de luz de 2.000 pesos puede significar 70 pesos menos, pero va a significar más de 3 mil millones que van a ir a las arcas de las distribuidoras”, añadió.

Por su parte, el intendente de Tigre, Julio Zamora, sostuvo que “los jubilados y trabajadores con sueldos bajos tienen que elegir entre la opción de comer o pagar las tarifas, porque son inaccesibles”.

“Macri dijo que ‘lo peor ya pasó’. Para nosotros, que conocemos ese tipo de gobiernos, creemos que lo peor está por venir”, advirtió Zamora y sostuvo que “hay un Gobierno que avanza y avasalla los derechos de los ciudadanos. Se han aumentado las tarifas exponencialmente mientras que a los salarios le ponen un techo de 15 por ciento”.

En tanto que el jefe comunal de San Antonio de Areco, Francisco “Paco” Durañona, cuestionó que mientras se discute por la quita de tasas provinciales o municipales, “en ningún momento se habla de cuál va a ser el esfuerzo de los tres empresarios que se quedaron con el monopolio de la electricidad”. Y reclamó que “en los municipios se ve poco y nada de planes de infraestructura y obras por parte de las empresas”.

A su turno, Luis Andreotti, intendente de San Fernando, expresó que “para los municipios este es un tema muy grave”. Remarcó el aumento del kilowatt que pasó de “0,209 a 2,43 pesos” y que el costo del servicio para la Municipalidad pasó de 524 mil a 8 millones de pesos.

Por el lado de Escobar, el intendente Ariel Sujarchuk detalló que los incrementos para su municipio fueron “del 920 por ciento en la luz, 930 por ciento en gas y 683 en agua”.

“Los intendentes tenemos que hacer magia para llegar a fin de mes, pagar los salarios y mantener el municipio. Estamos recibiendo una inmensa cantidad de vecinos que ya no pueden pagar las tarifas”, manifestó Jorge Cortes, jefe comunal de Henderson.

Estuvieron también presentes Javier Osuna (General Las Heras), Javier Gastón (Chascomús), Sandra Mayol (San Miguel del Monte) y Germán Di Césare (General Alvarado).