Lunes 20 de Agosto de 2018

La muerte política del clan Massa

El massismo sufrió un duro revés en las elecciones legislativas del domingo. El escaso 11,03 % de los votos obtenidos en la Provincia de Buenos Aires no sólo dejó a Sergio Massa afuera del Congreso, sino también a su cuñado Sebastián Galmarini del Senado bonaerense y a su suegra Marcela Durrieu del Concejo Deliberante de San Isidro.

Desde la elección del 2013, Sergio Massa perdió tres millones de votos en la   Provincia de Buenos Aires, teniendo en cuenta que en las recientes elecciones legislativas sólo obtuvo el 11.03 % de los votos. Por lo que su espacio sólo retuvo cuatro de las doce bancas bonaerenses que puso en juego. A este alarmante panorama, se le suma que ni siquiera pudo ganar en su cuna política, ya que en Tigre al igual que en la Provincia, quedó relegado al tercer lugar.

El veredicto de las urnas fue inapelable: la gente dejó en claro que el ciclo del clan Massa está agotado. El ex Jefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner en el 2008, Sergio Massa recibió un golpe de nocaut, que lo deja casi ante una segura jubilación anticipada. Sus números obtenidos vienen en caída libre, de aquel lejano 43% en 2013, pasó al 22 % en el 2015, hasta llegar a este pobre 11%.

Ante esta situación, el cuñado de Massa, Sebastián Galmarini, pese a encabezar la lista de senadores provinciales en la Primera Sección no pudo retener su banca al no alcanzar el piso de 12,5% necesario. Algo muy similiar le sucedió a la suegra de Massa y compañera de la vida del histórico peronista, Fernando "Pato" Galmarini (funcionario en los gobiernos de Carlos Menem y Eduardo Duhalde), Marcela Durrieu en San Isidro, que siendo la primera candidata a concejal no llegó al 8,33% necesario para ingresar al Concejo Deliberante.

La mayor prueba que la vida política de Sergio Massa está terminada se dio con las durísimas derrotas que sufrió en los distritos de Tigre y San Fernando. Y como si todo esto fuera poco, hay que agregarle las marcadas diferencias y reiterados enfrentamientos entre su esposa, Malena Galmarini y el intendente de Tigre, Julio Zamora