Lunes 20 de Agosto de 2018

Macri reforma las Fuerzas Armadas: participarán en la seguridad interior

Con la idea de “modernizar” a las fuerzas militares, éstas brindarán apoyo en la frontera e intervendrán en “eventos de carácter estratégico”. Cuáles son los principales cambios que implicarán estas medidas.

El presidente Mauricio Macri anunció esta mañana cambios en el funcionamiento de las Fuerzas Armadas, corriendo su eje hacia la lucha “contra el narcotráfico y el terrorismo” dentro del territorio nacional.

Estas medidas, que se harán efectivas por medio de dos decretos que serán publicados mañana en el Boletín Oficial, disponen un refuerzo de los militares en la frontera norte y la reorganización del despliegue de las fuerzas, además de actualización de equipamiento.

"Es importante que puedan colaborar con la seguridad interior, principalmente brindando apoyo logístico en la zona de frontera, así como también interviniendo en eventos de carácter estratégico", indicó el presidente esta mañana en Campo de Mayo.

Según marcó el ministro de Defensa, Oscar Aguad, unos 10.000 efectivos que se trasladarán a las fronteras para dar apoyo logístico a las fuerzas de seguridad.

Los principales puntos que se incluyen en el borrador del decreto dictan que “tanto las Fuerzas Armadas como las Fuerzas de Seguridad deben participar de la custodia y protección de objetivos estratégicos, por lo que resulta necesario que el Poder Ejecutivo proceda a la identificación de dichos objetivos y la asignación de responsabilidades de custodia".

Entre esos objetivos estratégicos se podrían incluir activos valiosos para el desarrollo como, por ejemplo, reservas de recursos naturales (por ejemplo, Vaca Muerta, o el yacimiento petrolífero Cerro Dragón, escenario de una cruenta protesta gremial en 2012 que le significó al país la pérdida de 50 millones de pesos).

También se indica que “es responsabilidad política establecer los parámetros y criterios a tener en cuenta para la misión, organización y funcionamiento del Sistema de Defensa en general, y en particular de las Fuerzas Armadas, para que se constituyan en un instrumento de disuasión real, de acuerdo con la percepción de amenaza a los intereses de la nación y sus correspondiente riesgos presentes y futuro",

Por otro lado, este borrador también establece que las Fuerzas Armadas “serán empleadas en forma disuasiva o efectiva ante agresiones de origen externo contra la soberanía, la integridad territorial ", derogando así el decreto 727/2006 firmado por Néstor Kirchner, que establecía que los militares únicamente podían actuar ante un ataque de un Estado externo.

Aunque el texto aclara que "el cumplimiento de esta misión primaria no afecta la Ley de Seguridad Interior", se destaca que "no resulta adecuado restringir las potencialidades para la defensa nacional".

Incorpora, por otra parte, una nueva doctrina mundial que se impone ante ataques terroristas. Así, limita el accionar de los militares a "Operaciones en Defensa de los intereses vitales de la Nación; Operaciones en el Marco de la ONU u otros organismos internacionales; Operaciones encuadradas en la Ley N° 24.059 y Operaciones en Apoyo a la Comunidad Nacional e Internacional".

También se deja en claro que las FFAA no estarán por encima de las fuerzas de seguridad, ya que "se considerará como criterio para las previsiones estratégicas, la organización, el equipamiento, la doctrina y el adiestramiento de las Fuerzas Armadas, a la integración operativa de sus funciones de apoyo logístico con las fuerzas de seguridad".