23 de Septiembre de 2018

Massa y Pichetto reclamaron por un “presupuesto alternativo”

El peronismo dialoguista cruzó al presidente Maurico Macri al exigirle “cambios drásticos” para paliar la crisis. Sin pedir por la ruptura, se manifestaron a favor de modificar el acuerdo con el FMI para beneficiar a los Municipios.

Unidos en el relato y el tipo de exigencia, pero no mezclados, diferentes sectores, representante y funcionarios del peronismo se reunieron con el objetivo de analizar el contexto económico que vive la Argentina en el marco de una coyuntura que consideraron inadecuada en alusión directa a Los acuerdos que el Gobierno mantiene con el FMI.

Mientras los jefes comunales del conurbano hicieron lo propio en Merlo, 10 gobernadores del PJ y  dirigentes peronistas, entre ellos el ex ministro de Economía Jorge Lavagna se juntaron el miércoles con Sergio Massa, Miguel Pichetto y la cúpula de la CGT en el CFI,

Aunque parados bajo el rótulo de “peronistas dialoguistas” se sumaron a las críticas de los barones  al calificar de “drástico” el cambio que el Gobierno nacional debe afrontar para salir de esta crisis económica.  Con un discurso más orientado a la composición de un presupuesto que contenga sus necesidades concluyeron que es necesario alcanzar uno que sea alternativo, y en cuyo punteo avanzaron ayer.

"Se llevaron puesta la palabra del Presidente, lo hicieron salir a hablar e hicieron que los mercados respondan así. Alguien tiene que hacerse cargo de eso, no funcionan como un equipo", dijeron desde el entorno de un gobernador.

En cuanto al FMI, no hablan de "romper" pero sí de modificar el acuerdo, ya que proponen que el 04 que habilitó el organismo multinacional se dispare como fondo social de emergencia a provincias y municipios. 

Finalmente Roberto Lavagna, uno de los presentes, sostuvo: “El gobierno tiene que entender que nosotros dialogamos de manera permanente. Pero que les atendamos el teléfono o vayamos a una cena no implica que el presupuesto esté cerrado, deben escuchar nuestros reclamos".

Ahora resta plantear si algún día será el propio peronista el que dialogue junto, dado que al momento la unidad es solo discursiva.