Lunes 20 de Agosto de 2018

Máximo le pidió a la militancia “salir a la calle” y “convencer a los vecinos”

En el marco de la inauguración del Ateneo “Cristina Conducción” de Burzaco, el referente de La Cámpora criticó duramente al Gobierno de Macri. Por su parte, el intendente Mariano Cascallares realizó un llamado a la unidad del peronismo.

El diputado nacional del FpV y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, encabezó la inauguración del Ateneo “Cristina Conducción” en Burzaco, acompañado por el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, y el presidente del PJ local, Juan José Fabiani, además de los principales dirigentes del peronismo en el distrito.

El primero en tomar la palabra fue Cascallares, quien planteó: “Tenemos que estar cada vez más juntos, porque cada decisión política que se está tomando va en contra de nuestra gente, y acá no es una discusión de dirigentes, no tiene que haber una discusión de dirigentes. Porque no podemos seguir permitiendo que todos los días, compañeros nuestros, vecinos y vecinas la estén pasando todos los días un poco peor”.

“Nosotros formamos parte de un proyecto político donde nunca tuvimos que ponernos colorados por alguna medida que tomamos, siempre estuvimos orgullosos de que cada una de las medidas fuera a favor de la gente y hoy pasa todo lo contrario”, sostuvo el jefe comunal.

Por ello, consideró: “Vale la pena encontrarnos, debatir, discutir, pero siempre estar todos juntos y dar las peleas que van en favor de la gente”.

Posteriormente habló Máximo y expresó que “es un orgullo inaugurar este ateneo, donde se juntan varias expresiones políticas para tratar de encontrar síntesis que permitan poder defender mejor a la gente en todo esto que está pasando todos los días”.

“Cuando uno ve el curso que van tomando las cosas día a día, no alcanza con decir que nosotros fuimos contando que esto iba a suceder, no alcanza con tener razón, ojalá alcanzara con eso”, reflexionó el diputado y marcó que “lo que viene por delante necesita del esfuerzo de todas y todos porque no creo que, a casi tres años de este Gobierno, se vaya a tomar una sola medida en favor de las mayorías populares, de las trabajadoras y los trabajadores”.

Ante esto, planteó: “La pregunta es qué hacemos”. “Creo que tenemos que multiplicarnos, ir a hablar con cada uno de nuestros vecinos y vecinas, con cada uno con quien compartimos el lugar de trabajo, con cada padre y madre de compañeros de escuela de nuestros hijos para hablar seriamente de lo que está pasando”, sostuvo.

“Hoy en la Casa Rosada no hay nadie que represente el interés de todos los argentinos”, cuestionó.

En ese marco, comparó que “cuando Cristina dejó el Gobierno el 9 de diciembre de 2015 con la Plaza de Mayo llena después de 12 años y medio de Gobierno la Argentina tampoco era Disney, había muchos problemas”.

“Pero los argentinos tenían la certeza de que cada medida que tomaba aquel gobierno era para proteger y para promover a una sociedad que necesitaba realizarse y que no había pasado tanto tiempo de aquel infierno de 2001, apenas 14 años”, destacó.

Al respecto, marcó que “todos los días escuchamos decir al presidente (Mauricio Macri) que ‘no hay otro camino’. Es desesperante para millones de argentinos luchar si no hay más que esto”.

“Hace falta empezar a discutir desde la agenda de nosotros mismos. Si ustedes están en la calle es más fácil, como el día en que se trató la interrupción voluntaria del embarazo en el Congreso, que si no había esa cantidad de gente en la calle la ley no salía”, señaló Máximo.

Apuntó que “la sociedad tiene que hacerse poner en valor, porque no puede ser que las patronales rurales, las petroleras, el Fondo Monetario, pasen por la Casa Rosada y se lleven todo, y para la gente nunca hay. Esto no pasaba en la Argentina hace mucho tiempo”.

“La participación popular apaga las ambiciones de los políticos. Métanse, manténganse fuertes, caminen con la fuerte en alto. Podemos construir algo diferente. Hay otro camino en la Argentina. Durante 12 años lo construimos, volvamos a construir ese camino”, aseveró el diputado al cierre de su discurso y del acto, que culminó con la marcha peronista.