Jueves 13 de Diciembre de 2018

Menéndez y Gray asumieron la conducción del PJ bonaerense

El intendente de Merlo asumió como presidente del partido en una fórmula que comparte con su par de Esteban Echeverría, Fernando Gray, con quien alternarán cargos el próximo año en un acuerdo que tuvo el visto bueno de Martín. Prometieron renovación, unidad y modernización del partido. Marcaron posición en defensa del jefe comunal Secco.

 

Gustavo Menéndez asumió este jueves la conducción del PJ Bonaerense en un acto que no escapó a la actualidad. Con la intensión de marcar la llegada de una verdadera renovación pero también la apertura de una instancia de unidad partidaria, el flamante presidente marcó posición respecto de la delicada situación del intendente de Ensenada, quien podría ir preso por irrumpir violentamente el jueves pasada en la Camara de Diputados bonaerense mientras transcurria un cuarto intermedio en la ley donde se pretendia dar tratamiento a la Reforma previsional. 

En conferencia de prensa, el jefe comunal de Merlo, definió como una "tremenda injusticia" las acusaciones que pesan sobre par y prometió que el PJ tomará una posición muy clara en su defensa.  

"No vaya a ser cosa que para querer acallar voces disidentes las hagan pagar con la cárcel", lanzó el intendente de Merlo que asumió como presidente del partido en una fórmula que comparte con su par de Esteban Echeverría, Fernando Gray, con quien alternarán cargos el próximo año en un acuerdo que tuvo el visto bueno de Martín Insaurralde.

Con el lema de "Ahora todos", la nueva conducción del PJ subrayó el mensaje de "puertas abiertas" para que vuelvan al partido los dirigentes alejados de la figura de Cristina Kirchner, que quedó relegada en la interna.

En la histórica sede porteña de Matheu, los oradores insistieron en que a partir de hoy se abrirá una nueva etapa en el partido, en la que el matancero Fernando Espinoza quedó oficialmente desplazado de la presidencia y ocupará el cargo de titular del Congreso del PJ Bonaerense.

"No hay límites a la hora de abrir los brazos y esperar que vuelvan todos los peronistas al PJ. Nos estamos sentando a hablar con el corazón el mano con todos los compañeros con los que por distintos motivos no caminamos juntos en los últimos tiempos", explicó Menéndez en un acto del que también participó el presidente del PJ Nacional, José Luis Gioja.

En ese sentido, habló de la importancia de no cerrar su trabajo en la Provincia sino que la idea es iniciar una "rueda de consulta" con todos los gobernadores peronistas. 

A raíz de la apertura, la lista Unidad y Renovación tuvo un gesto al sindicalismo en el reparto de cargos: el camionero Pablo Moyano quedó como vicepresidente segundo y aprovechó el acto para tildar de "traidores" a los diputados que votaron a favor de la reforma previsional, mientras que pidió un PJ que resista "en la calle". 

Entre los presentes también se los vio también a su hermano Facundo y al ex gobernador Daniel Scioli, que tuvo una silla reservada en la conferencia de prensa junto a Gioja y las nuevas autoridades que también conforman los intendentes Juan Pablo de Jesús (secretario de Actas) Santiago Maggiotti (Finanzas).

Ni el propio Espinoza pudo evitar hacer alusión al clima de renovación que promovían sus compañeros. "El PJ bonaerense hoy empieza un nuevo camino de unidad para parar a este gobierno que trabaja para los más ricos", dijo el matancero cuando tuvo la oportunidad de agarrar el micrófono que alternaron Menéndez y Gray durante toda la diferencia. 

Además de la política de "puertas abiertas", Gray habló de la necesidad de "modernizar" el partido y ambos coincidieron en que buscan ser una "usina generadora de ideas" para "construir la victoria del peronismo en 2019".