Lunes 18 de Marzo de 2019

El peronismo derrotado busca refugio en el triunfo de Ducoté

La interna peronista de agosto definió el candidato 2019. Derrotado, el ex funcionario sciolista anticipó que jugará solo en el HCD. Beneficiado, el oficialismo capitalizó el quiebre en la campaña.

 

El resultado de las elecciones generales, trajo más de un beneficio para el intendente de Pilar, Nicolás Ducoté; quien además de revertir un resultado adverso se convirtió en una pieza clave para sectores de la oposición que ya empezaron a buscarlo con el fin de ganar el liderazgo peronista en el distrito.

La disputa se da entre el ex funcionario sciolista, José Molina y el candidato que encabezó la lista de Unidad Ciudadana en agosto, Federico Achával. La preocupación del primero pasa precisamente por el posicionamiento alcanzado por éste último a partir del caudal de votos que logró recoger para el frente que encabeza Cristina Fernández;  y el impacto que eso podría tener de cara al 2019 donde su figura ya empieza a oler a candidato.

Y es que la figura de Achával creció sorpresivamente, no sólo por alcanzar el 35,81% de los votos, sino por haberse impuesto en las PASO a dos viejos barones del conurbano: Humberto Zuccaro y José Molina .

La molestia se tradujo en acciones. Molina, por ejemplo, derrotado en las primarias, lejos de encolumnarse detrás de quien estuvo al frente del último tramo de la batalla electoral ya anticipó que no formará parte del bloque de Unidad Ciudadana del HCD.

Este nuevo posicionamiento implica, un panorama doblemente beneficio para el intendente Ducoté dado que logra, en una misma jugada, sumar un aliado y fragmentar al mismo tiempo al arco opositor. Una instancia siempre beneficiosa a la hora dirimir cuentas en el plano legislativo.

La fortaleza de Achaval, en tanto, estará dada por el respaldo de los números que ya lo señalan como el dirigente adverso que más respaldo podría cosechar  en el distrito, teniendo en cuenta el rechazo a la dirigencia tradicional del peronismo expresado en las elecciones del 2015, cuando la administración municipal recayó en manos del macrismo.