Miércoles 17 de Octubre de 2018

Pilar: el HCD aprobó por mayoría la legalización del cableado aéreo

La normativa deroga la obligatoriedad de enterrar el tendido que existía desde 2001 con el fin de favorecer el ingreso de nuevas compañías.  La oposición criticó la decisión porque "se busca favorecer a grandes empresas".

El Concejo Deliberante de Pilar aprobó este jueves la autorización para que empresas de televisión por cable, telefonía e internet puedan realizar el cableado aéreo en el distrito.

La medida, que deroga la existente desde 2001 según la cual las empresas estaban obligadas a realizar el tendido de manera subterránea, tiene por objeto favorecer el ingreso de nuevas inversiones al distrito, sin embargo desde la oposición ya manifestaron su repudio por considerarla favorable a “grandes empresas”.

 Según señala la ordenanza, las empresas ya constituidas que operen en el “microcentro de Pilar” tendrán 6 meses para presentar un plan de soterramiento, mientras que las nuevas deberán tener ese plan al momento de pedir la autorización. Pese a que en la realidad,  dichos plazos no se ejecutan, el concejal de Cambiemos Diego Ranieli expuso que los mismos sean "en lo inmediato".

La ordenanza también establece la obligatoriedad para las nuevas compañías, de invertir al menos un 20 por ciento de lo previsto en áreas que hoy no cuentan con ningún tipo de servicios, además de brindar el servicio básico gratuito a escuelas y centros de salud. Las actuales empresas ya instaladas, además, gozarán de beneficios impositivos que determinar por el Ejecutivo.

Por otra parte la edil del Frente Pilarense Lizzie Wanger, apuntó contra el intendente Nicolás Ducoté,  sobre su radial cambio de postura, dado que en 2014 sostenía que la ordenanza de soterramiento debía ser respetada para que Pilar deje de ser una "peligrosa selva de cables".

Santiago Laurent, de la misma bancada, expuso: "Se trata de compañías que ya tienen en su plan de inversión el soterramiento, porque en todos lados es así. Y son empresas que vienen, ofrecen el servicio 2 años a bajísimos precios, destruyen a la competencia, y luego elevan las tarifas. No mientan, esta ordenanza busca favorecer a grandes empresas", disparó Laurent.

La ordenanza también fue duramente cuestionada por vecinos del centro de Pilar y la Cámara de Comercio (SCIPA).