23 de Septiembre de 2018

Preocupan los acuerdos fiscales que impondría el FMI a los municipios

Así lo manifestaron intendentes tanto del oficialismo como de la oposición al ministro del Interior, Rogelio Frigerio al sostener que las cuentas “ya no se pueden ajustar más”.

Recurrir al Fondo Monetario Internacional trae consigo una serie de condicionamientos económicos a todas las esferas gubernamentales. De allí la preocupación en alza de los intendentes luego de escuchar las declaraciones del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quién reconoció que existirán “mayores exigencias para las provincias y las municipalidades”. “Hay que cortar con esta idea de que podemos vivir siempre con un Estado que no importa lo que recaude” dijo el funcionario nacional.

Frente a estas inminentes exigencias fiscales la mayoría de los intendentes oficialistas y opositores repudiaron los dichos del ministro y coincidieron en que es imposible ajustar más las cuentas fiscales y que de hacerse, involucraría recortes en la planta municipal.

El jefe comunal de San Antonio de Areco, Francisco “Paco” Durañona sugirió al ministro releer sobre los ítems sobre  las Autonomías Municipales que fija la Constitución Nacional mientras que el opositor de Guaminí, Néstor Álvarez aseguró:  “Mi municipio no firmó ningún acuerdo con el Fondo. Somos un país federal”.

Para Álvarez “la única forma de realizar un ajuste es que el estado nacional le transfiera menos fondos a la provincia y que la provincia transfiera menos fondos a los municipios”. Además manifestó que “la única manera de ajustar más es dejar gente en la calle y no lo vamos a hacer”.

En la misma línea se manifestó el jefe comunal de Chivilcoy, Guillermo Britos al reflexionar sobre la reducción de la planta de empleadas como la única salida posible de reducción.

La cautela también pudo advertirse en intendentes del oficialismo, quienes con  menos efervescencia, manifestaron que la instancia de ajuste posible ya se efectuó en los primeros meses del año (en el marco del acuerdo Fiscal de Gobernación al que adhirieron la mayoría de las comunas) por lo que ejecutar una segunda no sería viable. “La sensación es que no hay mucho más margen para ajustar” reflexionó por su parte el intendente de Las Flores, Ramón Canosa.

En tanto, el amarillo Héctor Gay, jefe comunal de Bahía Blanca, manifestó que “estamos con las cuentas ajustadas estrictamente a la ley de responsabilidad fiscal. Ahora hay que ver cuál es ese esfuerzo”. Además explicó que los Municipios tienen cada vez más responsabilidades y que “si se recortan los recursos se puede complicar. Hoy los municipios solo manejan el 8% de la torta fiscal nacional, cifra muy inferior a la de cualquier país”.