Lunes 18 de Marzo de 2019

Vidal anunció una segunda etapa de reformas en la policía bonaerense

Las medidas ponen el acento en premiar “al buen policía”. Se modificará la modalidad de ascensos, se publicara en la web de la Provincia los nombres de policías exonerados y se armará un mapa del delito on line para terminar con las zonas liberadas.

Luego que una inspección sorpresa realizada por el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires en la Delegación de Narcotráfico y Drogas Ilícitas de La Matanza hallara un chaleco antibalas con 160 envoltorios de cocaína, la gobernadora María Eugenia Vidal anunció la puesta en marcha de una segunda etapa de renovación de la fuerza policial bonaerense.

Rodeada de uniformados destacados por sus labores, la mandataria expresó que así como hay malos policías también hay buenos “y son la mayoría”. Y alrededor de ese eje enumeró las nuevas acciones que viene a complementar la transformación de la fuerza que se inició en 2015.

Tras indicar que ya son 11 mil los uniformados exonerados de la fuerza, Vidal hablo de una policía “con control permanente” que a la vez permita “premiar” a quienes cumplen con su trabajo. En ese marco anunció una profundización en la pelea contra las mafias que operan dentro de la fuerza con la creación de una base de datos que contendrá los nombres y apellidos del personal expulsado que podrá ser consultado abiertamente por la comunidad. Paralelamente Asuntos Internos aplicará un seguimiento constante que permitirá saber dónde están y qué hacen. También se agilizará el proceso que va del apartamiento a la exoneración, “porque eso le da tranquilidad a la fuerza” justificó la gobernadora junto al ministro de Seguridad Cristian Ritondo y el Jefe de la policía bonaerense, Fabián Perroni.  

En otro orden se confirmó la incorporación de 1000 policías que dejarán los escritorios para salir a la calles previo entrenamiento. La cifra sin embargo alcanzaría a otros 6500 hacia fin de año; además de los 1000 efectivos de fuerzas federeales que aportará al territorio bonaerense la Nación.

Finalmente se anunció un plan de digitalización en los procesos de toma de denuncias que harán que cada redacción tomada por el personal llegue, a través de un formulario on line, a la Justicia y al Ministerio de Seguridad sin intermediarios. De  este modo se terminará con el “cajoneo”. “Todo el delito denunciado estará expuestos, junto a un mapa donde todos: ministros, intendentes, comisarios,  jefes de distrito sabrán donde está el delito en su lugar de trabajo. Esto generará que se dan explicaciones y que se terminen las zonas liberadas”.  

Premio al buen policía

Si bien todos los anuncios apuntaron a valorar al unifirmado comprometido con la fuerza y su trabajo, un apartado especial tendrá lugar en esta nueva etapa. Los  cambios se realizan en el sistema de ascensos y el aumento del reentrenamiento.

En el primer caso se abandonará el sistema de antigüedad por otro que deberá cumplir una serie de requisitos. “El policía que desee presentarse a un cargo mayor deberá presentar una aprobación de Asuntos Internos, declaración jurada, cumplir con la antigüedad y contar con una valoración positiva de su jefe” enumeró Vidal. Una vez superada esa instancia deberá someterse a tres exámenes; uno físico, otro atlético y finalmente uno intelectual. “No es un moldeo discrecional,  es orden de merito” se atajó la gobernadora.

En cuatro al entrenamiento del personal Vidal remarcó que había gente en la calle “que nunca había disparado un arma y que por décadas recibió el mensaje de tener que arreglarse sola. El acuerdo era no enterarse lo que pasaba, pero eso en 2015 se terminó”.

En el final, la mandataria apaleó  a una mirada retrospectiva para afirmar que “fueron muchos años con gobiernos mirando para otro lado” que solo pusieron la energía en “purgas” por encima de “hacer las cosas bien”.