Lunes 13 de Julio de 2020

Alberto Fernández en Zárate: “El problema no es la cuarentena, es la pandemia”

Al visitar la planta de Toyota que volvió a trabajar con protocolos de seguridad por el Coronavirus, el presidente volvió a defenderse de las críticas por la extensión del aislamiento.

El presidente Alberto Fernández recorrió este mediodía junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, la planta de la empresa automotriz Toyota en el partido de Zárate, que reaunudó sus actividades mediante un protocolo sanitario para sus trabajadores. 

Allí, el mandatario elogió el trabajo de la empresa y remarcó que "la economía tiene sentido si sirve al hombre, el centro de todo es el hombre. La economía sirve si da trabajo y es posible para todos. Ese es el mejor sentido, generar trabajo e inversión nacional. Esto habla de lo que podemos hacer".

"Tenemos una pandemia que nos ha limitado mucho. Y el foco está en AMBA, pero en el resto del país se están poniendo de pie para volver a producir", agregó Fernández.

En ese marco, dejó una frase sobre quienes criticaron a la cuarentena por el daño económico que generó: "La cuarentena no hizo el daño, es la pandemia lo que ha paralizado la economía del mundo. La cuarentena sirve para que los empleados de Toyota hayan vuelto a trabajar sanos. Muchas empresas podrían no tener a empleados que se podrían haber quedado en el camino". 

"Nos duele menos de lo que nos pudo haber dolido. Lo hicimos todos y todas, la Argentina, no lo hizo el gobierno", añadió sobre dicha medida.  

Y celebró la vuelta de la empresa automotriz: "Toyota, Scania en Tucumán, cuidan a sus empleados que no se enfermen, vuelven a trabajar con responsabilidad. Toyota es líder en el mundo. Y verla operando en Argentina otra vez fue algo que quería ver. Es un acto de celebración después de tanto que nos hizo la pandemia". 

Asimismo, destacó el trabajo en conjunto entre "sindicatos, empresarios y el Estado" para diagramar los protocolos de seguridad sanitaria para retomar las actividades.

Alberto se ganó los aplausos cuando confesó que es cliente de la marca: "Yo soy consumidor de Toyota, mi auto es un Toyota. Soy un cliente que valoro mucho la marca, me deben odiar las demás marcas. Me impresionó mucho ver esto de hoy, porque no lo conocía". 

Además de los mandatarios nacionales y provinciales, participa el intendente del partido bonaerense, Osvaldo Cáffaro. "Le agradecemos al Presidente por participar. Sentimos que hay un apoyo muy estrecho de la Nación a la Provincia de Buenos Aires", remarcó Kicillof.

Toyota reinició su actividad con turnos reducidos en la planta bonaerense el 18 de mayo pasado con cámaras térmicas y estrictos protocolos acordados con el Gobierno para prevenir el contagio de COVID-19. La firma, al igual que otras automotrices, recibió el aporte del Estado para poder hacer frente a los salarios ante el freno de la producción por la cuarentena.

En las últimas horas, una autopartista proveedora de Toyota fue cerrada preventivamente ante un posible caso de coronavirus entre los trabajadores de la empresa radicada en el partido de Escobar, según reportó la agencia Noticias Argentinas.

Fernández y Kicillof visitaron en los últimos días también las plantas bonaerenses de las empresas Scania y Volkswagen. Además compartieron un acto ayer en la Gobernación bonaerense, al presentar un plan para reactivar la obra pública. También estuvieron juntos en Olivos este sábado, al anunciar la extensión de la cuarentena hasta el 7 de junio inclusive, con nuevas restricciones y refuerzos en los controles en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

Ocurre que Capital Federal y el conurbano bonaerense concentran más del 90% de los nuevos casos diarios de COVID-19 en Argentina, y en las últimas semanas se disparó el crecimiento de contagios en barrios populares a ambos lados de la General Paz. El último ejemplo es Villa Azul, vecindario repartido entre los partidos bonaerenses de Avellaneda y Quilmes, que debió ser aislado por la alta circulación de la enfermedad, luego de acumular 145 positivos.