Viernes 10 de Julio de 2020

El banderazo por Vicentin tuvo réplicas en el interior bonaerense

En varios distritos de la Provincia hubo caravanas de autos que recorrieron puntos estratégicos, en el marco de una protesta con epicentro en Avellaneda (Santa Fe) y Capital Federal.

Varios distritos del interior bonaerense, donde la actividad rural es preponderante, se sumaron el sábado al banderazo contra la expropiación de Vicentin, que tuvo fuerte repercusión en Santa Fe –donde tiene su base la compañía-, Córdoba, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y también desarrollo en otras provincias.

La protesta fue convocada, bajo el lema “Hoy el Vicentin, mañana podés ser vos”, por chacareros autoconvocados y apoyada por organizaciones ruralistas como Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe) y la Sociedad Rural de Rosario y dirigentes de la oposición.

En Tandil, una fila de unos 500 vehículos recorrió las calles de la ciudad, y hubo una concentración en torno a la céntrica Plaza Independencia.

También en Azul muchos ciudadanos hicieron sentir su desacuerdo con la iniciativa con una caravana que transitó por el acceso a la ciudad por Ruta 3 y por el cruce de esa ruta con la 226. En La Plata, de un modo menos previsible por tratarse de un distrito con baja incidencia de la actividad agropecuaria, también hubo protestas, en Plaza Moreno.

En San Nicolás también algunas personas se manifestaron, pero con menor participación.

Avellaneda, el lugar de origen de Vicentin, la concurrencia fue masiva y la sede de la compañía fue rodeada con una bandera argentina, como en las protestas que surgieron allí hacer dos semanas, cuando el presidente Alberto Fernández anunció que se intervendría y luego se expropiaría la compañía.

Ahora, ese plan quedó relativizado, ya que Fernández lo relegó a una especia de segunda opción, que activará si la justicia santafesina no habilita la propuesta del gobernador Omar Perotti para evitar la expropiación y centrarse en incorporar al Estado a la convocatoria de acreedores.

Norberto Niclis, vicepresidente de Coninagro, habló durante el banderazo en Avellaneda y aseguró: “Si queremos tener esperanzas de que esto se revierta, tenemos que tener la esperanza de que el presidente tuvo un diagnóstico equivocado”.

“El día que anunció la intervención dijo que con esta noticia debían estar muy contentos todos los empleados de Vicentin y productores. Me parece que queda a la vista que eso está lejos de la realidad. Los empleados de Vicentin están acá y en otros banderazos porque quieren seguir siendo empleados de la firma. Los productores, las cuatro entidades agropecuarias, por unanimidad, no queremos la expropiación de Vicentin. Ni de nadie”, aseguró Niclis en medio de aplauzos.

El dirigente rural agregó: “Creo que queda claro para el gobierno provincial y nacional que hay una razón muy fuerte para que tanta gente, en medio de una cuarentena, del miedo por nuestra salud, de nuestros padres e hijos nos congregremos igual para defender el país. Porque es ahora o nunca”.

La CABA fue otro de los puntos fuertes de la protesta, que tenía también entre sus consignas “salvemos a la república”. Allí, muchos se bajaron de los vehículos y se produjo una aglomeración.

Antes de la protesta, el presidente de la Nación calificó de “gente confundida” a los manifestantes y dijo que no le preocupa la protesta. “Terminan haciéndose cargo o avalando a personas que tienen un nivel de cuestionamiento muy alto”, dijo el Presidente en referencia a los dueños de la cerealera que están bajo la lupa de la Justicia por denuncias de fraude e incumplimiento de pago a cientos de productores agropecuarios.

“No es que lo digo yo o (el director del Banco Nación) Claudio Lozano. Hay un comité de bancos internacionales y el banco mundial que pidieron en la justicia de Nueva York una investigación para analizar el vaciamiento y lavado de dinero de Vicentin”, argumentó el Presidente.

Autoridades sanitarias sí manifestaron su preocupación por algunas concentraciones de gente, sobre todo en Santa Fe y la CABA, por su potencial de contagio de Coronavirus.