Lunes 26 de Octubre de 2020

Bianco sobre la toma de Guernica: “El tiempo de negociar terminó”

El jefe de Gabinete bonaerense señaló que la mayoría de las familias “ya aceptó salir del lugar” y advirtió que cuando la Justicia lo disponga se llevará adelante el desalojo. Desde este jueves y hasta el 30 de octubre, el juez puede proceder.

Este viernes, el jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, se refirió a la toma de terrenos en Guernica y sostuvo que “el tiempo de negociar terminó y ahora estamos esperando la definición de la Justicia, que ordenó el desalojo”.

En ese marco, dijo que aún “queda un grupo” de los ocupantes de tierras en Guernica, con el que el Gobierno está trabajando para lograr la desocupación del predio que fue tomado en julio pasado y destacó que “la gran mayoría de las familias ya aceptó” salir del lugar.

“Trabajamos con el esquema que definió la Justicia” explicó y manifestó que “hay distintas situaciones en las familias y para cada situación se contempló una solución temporal distinta”. “La gran mayoría de las familias ya aceptaron. Queda un grupo con el que estamos trabajando”, reiteró.

Por último, dijo que desde el Gobierno bonaerense van a hacer “lo que la Justicia determine”, remarcó que no tienen competencia sobre la decisión del desalojo. Sin embargo, dijo que siguen “trabajando” en el diálogo con esas familias.

Ayer, el Tribunal de Casación bonaerense rechazó el recurso interpuesto para impedir el desalojo de los terrenos ocupados, por lo que el operativo deberá realizarse tal como lo dispuso el juez de la causa, Juan Martín Rizzo, antes del 30 de este mes.

En la resolución, conocida anoche, los jueces Mario Eduardo Kohan y Carlos Ángel Natiello, titulares del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, declaran "procedente" la queja iniciada por el defensor oficial de la unidad de Defensa Penal Descentralizada del partido de Presidente Perón, Juan Pablo Stasi, pero destacan que el recurso de casación no era "admisible".

De esta manera, la justicia denegó el último recurso presentado por los abogados que representan a las familias que ocupan desde julio el predio de más de mil hectáreas en Guernica.