Miércoles 28 de Octubre de 2020

El castigo de Kicillof a Tandil por no seguir la normativa sanitaria de Provincia

El gobernador excluyó al municipio de un fondo especial para reactivar las actividades culturales y turísticas, luego de que el intendente, Miguel Lunghi, decidiera dejar el sistema de fases para la cuarentena.

Como represalia por no acatar el plan oficial para contener el avance del coronavirus, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, excluyó ayer a Tandil del Fondo Especial Municipal para la Reactivación Cultural y Turística, un fondo de $300 millones creado para auxiliar a los sectores afectados por la pandemia.

Augusto Costa, ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense, oficializó este lunes el castigo a Tandil en declaraciones a Radio Provincia. "Queda afuera de este programa el distrito de Tandil", dijo el funcionario, que argumentó que la exclusión se debe a que el Municipio se apartó del sistema de fases dispuestos en el marco del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

En un intento de relativizar la medida, Costa agregó: "Vamos a trabajar con los sectores del turismo y de la cultura de Tandil aunque no será en el marco del Fondo anunciado por el gobierno provincial".

A principio de mes, Tandil implementó un nuevo esquema integral para enfrentar las consecuencias del coronavirus, que estableció reglas, procedimientos y acciones propias, lo que tensionó el vínculo con las autoridades provinciales. De hecho, el gobierno bonaerense acusó al intendente de Tandil, Miguel Ángel Lunghi, de "separatista" y abrió un conflicto que no tiene visos de aflojar.

Lunghi es un intendente radical que está a cargo del municipio de Tandil desde 2003. Es médico y tiene 76 años.