Lunes 13 de Julio de 2020

Congreso: se cayó la sesión para derogar los superpoderes de Cafiero

Solo algunos diputados de Consenso Federal, como Graciela Camaño y Jorge Sarghini, y de la Izquierda dieron quórum, además de Juntos por el Cambio. Las facultades extraordinarias para reasignar partidas habían sido otorgadas el 11 de mayo.

El interbloque de diputados nacionales de Juntos por el Cambio no logró dar comienzo a una sesión especial que tenía como objetivo la derogación del Decreto de Necesidad y Urgencia 457/20, que amplió las facultades del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para reasignar partidas del presupuesto sin control parlamentario.

La reunión se dio por caída a las 10.49, con 124 legisladores presentes, tanto de manera virtual como presencial -con algunos legisladores dentro del recinto-. Es decir, a la bancada opositora le faltaron 5 para los 129 diputados que se necesitan para el quórum reglamentario. Desde ese momento se desarrollan las manifestaciones en minoría.

Juntos por el Cambio tuvo asistencia perfecta, con 116, y lo acompañaron Graciela Camaño, Jorge Sarghini, Enrique Estévez y Luis Contigiani, del Interbloque Federal; José Luis Ramón, jefe del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo; y Nicolás Del Caño y Romina Del Plá, por el Frente de Izquierda.

A las 10.34, el presidente del cuerpo, Sergio Massa, le recordó al jefe del interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri, que estaban “cinco minutos pasados” del tiempo de espera, a lo que el radical pidió 10 minutos más. “Tengo todo el tiempo del mundo para usted diputado Negri”, respondió Massa con risa socarrona.

“Es probable que nos cueste llegar a los 129, somos conscientes de eso, pero sabemos lo que significa nuestra responsabilidad política y otros bloques también”, expresó el legislador y le solicitó que los “acompañe” durante las expresiones en minoría.

El temario de la sesión incluía cinco proyectos de ley para derogar el DNU, de los cuales uno pertenece al jefe del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, y otro a Graciela Camaño, de Consenso Federal.

El pasado 11 de mayo se publicó en el Boletín Oficial el DNU 457/20, a través del cual se eliminó el límite del 5% establecido en la Ley de Administración Financiera para reestructurar partidas del Presupuesto sin aval del Congreso.

En los fundamentos, el Gobierno argumentó la decisión “con el fin de dotar de flexibilidad al Presupuesto” para “la atención de los gastos que se eroguen en virtud de medidas dictadas en el marco de la emergencia sanitaria” por Covid-19.