Miércoles 28 de Julio de 2021

ConVocación de nuevo en contra de Vidal y aliados al kirchnerismo

Entusiasmados por su ya legendaria oposición al gobierno  local y cada vez más agresivos contra la administración de la gobernadora María Eugenia Vidal, los legisladores de ConVocación dieron un nuevo paso en su obsesión por sumarse a iniciativas para perjudicar la gestión local y Provincial.
 
Con votos de ConVocación y el Kirchnerismo, se pidió en el Concejo Deliberante la emergencia educativa para las escuelas públicas provinciales de San Isidro. La muerte lamentable y triste de dos personas en un colegio de Moreno, les sirvió de excusa para, como suelen hacer, querer meter a todos en la misma bolsa.

La jugarreta contó con la complicidad de los legisladores “oficialistas” Carlos Castellano (que está de remate para encabezar alguna lista el año que viene) y el radical Carlos Juncos, que se levantaron de sus bancas para no defender la gestión que en materia de educación viene llevando Vidal.

ConVocación solicitó junto con el Kirchnerismo la declaración de emergencia educativa de las escuelas públicas provinciales, sabiendo que distan muchísimo del estado en el que se encuentran establecimientos de otros municipios. Pero todo argumento aunque sea falaz, es bueno para estos promotores de la “nueva política”, que hacen de las noticias falsas, populistas y oportunistas, una constante en el Concejo Deliberante y en sus canales de comunicación.

La iniciativa le valió una enérgica respuesta del Concejo Escolar de San Isidro, encargado de hacer las mejoras en las escuelas, con fondos de la Provincia: “No compartimos el proyecto de solicitud de declaración de emergencia educativa (…) aprobado en el Honorable Concejo Deliberante, por considerarlo extemporáneo”.

En un comunicado, el Concejo Escolar de San Isidro les recordó a los legisladores de Convocación y del Kirchnerismo que: “El gobierno de la Provincia de Buenos Aires ha incrementado en el presente ejercicio los recursos económicos en un porcentaje histórico, 2500% respecto del año 2015, destinado a infraestructura escolar para subsanar la desinversión sufrida en los últimos 25 años”.