Viernes 06 de Diciembre de 2019

ConVocación por San Isidro apela a la trampa populista

Después del revés electoral sufrido en octubre y de los malos resultados que le dieron sus alianzas con ex possistas, el partido ConVocación, con una actitud demagógica, propone destinar los recursos de los contribuyentes exhaustos a la  urbanización de los barrios de emergencia.

Ayer, en la última sesión ordinaria de este año en el Concejo Deliberante de San Isidro, los interbloques de ConVocación y del kirchnerismo con discursos simplistas del populismo se unieron para aprobar una ordenanza que destina un porcentaje del presupuesto municipal para urbanizar los barrios de emergencia.

En contra partida, el possismo lo rechazó argumentando que debe haber una distribución más justa del dinero público y que a los vecinos de San Isidro no les corresponde pagar obras de viviendas y urbanización. 

A lo largo de la sesión, se reiteraron los discursos populistas con pautas férreas, inamovibles, que tuvieron un componente manipulador y demagógico. “Yo soy sanisidrense al igual que los que viven en los barrios populares; hoy es hora de empezar y no dejarlo para más adelante”,  señaló el concejal de ConVocación, Martín Lutufyan.

El nerviosismo de ConVocación es evidente, lleva más de 20 años confrontando con Posse y criticando su gestión sin obtener los resultados esperados. Para estas recientes elecciones generales patearon el tablero y sellaron una alianza con el ex possista Carlos Castellano y con el titular de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), Ramón Lanús. Esto generó un fuerte malestar y enojo en sus afiliados, a tal punto que hubo masivas renuncias de sus candidatos a concejales como Sofía Matozzi y Gabriel Miguel Garbia, y la referente de los equipos técnicos Lucila Grassi.

“Entré como candidato de un partido vecinal que no tenía transa con la política, que iba a cambiar las cosas en San Isidro, y de repente muchas de las cosas las maneja Carlos Castellano, histórico concejal de Posse desde hace mil años y además está en la lista”, disparó Garbia, dejando expuesta la grieta en el partido.

Pese a la financiación de la campaña con millones de pesos provenientes del Estado Nacional y el pago de punteros políticos, el pasado 27 de octubre, su candidato a intendente Marcos Hilding Ohlsson sufrió un durísimo revés al quedar relegado a un tercer puesto a más de 28 puntos de Gustavo Posse.  

Y hace unas semanas, el interbloque de ConVocación al igual que el kirchnerismo, en otra polémica decisión, se negó a tratar el expediente que convalidaba la transferencia del Golf de Villa Adelina a la Municipalidad de San Isidro.  Lo que demoró el tratamiento del expediente para que los vecinos puedan disfrutar de ese espacio verde, por el que venían reclamando desde hace tiempo.

Y como frutilla del postre: ahora apelan a la trampa populista al proponer que se destinen los recursos de los contribuyentes exhaustos a mejoras de los barrios de emergencia.