Sábado 08 de Agosto de 2020

Cristina cerró la asunción de Espinoza con un llamado a discutir la coparticipación

La vicepresidenta se hizo presente en el acto de jura del intendente de La Matanza y planteó una redistribución de los fondos que recibe la Ciudad de Buenos Aires y los que reciben los municipios de la Provincia.

En una recorrida por la Provincia que incluyó la jura de Axel Kicillof como gobernador y de Mayra Mendoza como intendenta de Quilmes, la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, asistió este jueves a la asunción de Fernando Espinoza como intendente de La Matanza.

Tras la ceremonia, a la que asistieron intendentes y gobernadores, además de parte del gabinete nacional, y luego de las palabras de Espinoza, Cristina tomó el micrófono para referirse a las desigualdades entre distritos como La Matanza y la Ciudad de Buenos Aires y planteó que hace falta una mejor distribución de los recursos.

En su intervención, subrayó que “el país siempre tuvo riqueza en la Capital mientras que la periferia tiene pobreza estructural”. Y recordó que La Matanza tiene 235 kilómetros cuadrados y 2,4 millones de habitantes, y que en 2019 su presupuesto fue de 10 mil millones de pesos, mientras “la Capital, con 202 kilómetros cuadrados y la misma población tuvo 350 mil millones de pesos” este año. Además, remarcó que para el año que viene el presupuesto porteño superará los 400 mil millones.

“La provincia de Buenos Aires tiene 303 mil kilómetros cuadrados y 17 millones de personas y se manejó con 650 mil millones”. Insistió en que “faltan muchas cosas” y que en suelo bonaerense funciona el 54% de la industria manufacturera.

Además, la vicepresidenta subrayó que la Ciudad recibió 2,4 puntos de coparticipación en 2016. “Es la ciudad más rica de un país donde ha vuelto el hambre”, advirtió. Confió en que “no habrá distinciones y podremos abordar racionalmente la distribución de los recursos” porque “por más que invoquemos a la gracia divina, de arriba nos dirán ‘hermanos, lo tienen que hacer ustedes’". "Nada viene de arriba en la historia de los pueblos”, agregó.

Más adelante se refirió a los tarifazos, “que no reconocen diferencias políticas mientras  grupos reducidos que se benefician”, e insistió en que la grieta fue un negocio fabuloso para algunos: “les conviene que nos peleemos, por eso inventaron la famosa grieta, para tenernos entretenidos mientras otros se llevaban millones de dólares”.

Por último, aseguró que “hoy tenemos un presidente que convocó a todos los argentinos” y pidió que se discuta en cada ámbito “por qué no le alcanza la plata al intendente de La Matanza o al de San Martín”, porque “no está mal que unos tengan más plata que otros, los que no es lógico es la asignación irracional, injusta e inequitativa”, y dijo que esperaba que los empresarios “hayan aprendido la lección y entiendan que no hay empresa viable sin trabajadores bien pagos dispuestos a consumir”.