Viernes 25 de Septiembre de 2020

Dolor en La Matanza: murió el padre Bachi por Covid-19

Luego de tres meses de pelear contra una infección intrahospitalaria, falleció cerca de este mediodía tras contagiarse de coronavirus. Hoy a las 19 se realizará una misa en honor al cura villero que fue fundamental para la urbanización de Villa Palito.

El padre Basilicio “Bachi” Brítez falleció cerca de este mediodía, luego de permanecer internado en la clínica San Camilo del barrio porteño de Caballito durante tres meses. Su muerte ocurrió tras infectarse con Covid-19.

El equipo de Curas Villeros de Capital y Provincia de Buenos Aires anunció una misa en su honor, que estará a cargo del Padre Pepe Di Paola, desde las 19. Se podrá ver por YouTube: https://youtu.be/vOmUFxCHW-M y por Facebook Live: https://facebook.com/hogardecristofg

Bachi Brítez amaba a la Virgen de Caacupé, patrona de su tierra natal: el Paraguay. El cura había nacido en Villa Rica 1968. Vino a la Argentina en 1971 junto a su padre -zapatero- y su madre -empleada doméstica- y se instaló con su familia en una villa cerca de las Barrancas de Belgrano.

Durante la dictadura militar, esa villa de las Barrancas de Belgrano donde vivía Bachi de niño fue erradicada, y así se instaló con su familia en Villa Palito, el barrio que amó y por el cual luchó para que fuera urbanizado.

En Villa Palito, realizó la enorme tarea de establecer el Hogar de Cristo, lo que lo convirtió en uno de los santos de la pastoral villera. Bachi fue ordenado sacerdote en 1997 y en 1999 fue nombrado párroco de la iglesia de su barrio: San Roque González.

“Al igual que Carlos Mugica, Bachi fue un mártir de los pobres: murió de Covid-19 por estar con su gente, dando hasta la última gota de su sangre por su pueblo. Que Dios lo tenga en la Gloria”, manifestaron desde la Pastoral Villera.