Viernes 10 de Julio de 2020

Echeverría: denuncian que Gray y Alak “avalan la destrucción” de la Laguna de Rocha

El Colectivo Ecológico “Unid@s por la Laguna de Rocha” advirtió que el predio que construirá Racing Club en el humedal de Esteban Echeverría “atenta contra el derecho al ambiente”. Apuntan contra el intendente, el ministro de Justicia bonaerense y el Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS).

Tras la decisión de la Corte Suprema bonaerense que habilita la construcción de un predio de Racing Club en la zona de humedales de la Laguna de Rocha, organizaciones ambientalistas de Esteban Echeverría cuestionaron el avance de un privado sobre una zona protegida por ley. Sostienen que el ministro de Justicia de la Provincia, Julio Alak, intervino en favor de la institución, de la cual es socio, y cuestionan el accionar del intendente Fernando Gray, quien apoyó la resolución sin ninguna consulta a los grupos que desde hace años trabajan por su preservación.

El área en cuestión -comprendida en las inmediaciones de la autopista Riccieri, la avenida Fair y la localidad de Transradio – fue declarada como Reserva Natural, Integral y Mixta por la Legislatura provincial en el año 2012. Sin embargo, meses después modificaron la norma para cederle 32 hectáreas a Boca Juniors y otras tantas al club de Avellaneda, las cuales ahora utilizará para construir un complejo de alto rendimiento.

Este jueves, el Colectivo Ecológico Unidos por Laguna de Rocha emitió un comunicado culpando a Gray y al Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS) de “avalar la destrucción del humedal con el ingreso de Racing Club”.

Y cuestionan particularmente al jefe comunal porque en su condición de titular del Comité de Gestión de la Reserva Natural de Rocha avanzó “sin consulta previa a los vecinos, vecinas y organizaciones que lo integran”.

“Esta gestión se llevó a cabo a pesar de que en la última reunión realizada en conjunto este tema no fuera tratado, sino quitado silenciosamente del temario. Y, en detrimento, de la lucha histórica por preservarla”, marcaron.

Sostienen, además, que “el humedal y la Reserva forman parte de la cuenca media y baja del Matanza-Riachuelo y cumple una función fundamental como regulador hídrico y oxigenador. Esto es clave a la hora de evitar inundaciones. La construcción de un predio aquí significará la destrucción de uno de los pulmones verdes más grandes de la provincia de Buenos Aires”.