Martes 22 de Octubre de 2019

En La Matanza, Cristina pidió por un “punto final” para el endeudamiento

La ex presidenta presentó su libro “Sinceramente” ante una multitud en la UNLaM. Allí cuestionó duramente las políticas de Macri y respaldó a la fórmula Kicillof-Magario para la gobernación bonaerense.

La candidata a vicepresidenta por el Frente de Todos, Cristina Fernández de Kirchner, presentó nuevamente su libro “Sinceramente”. Esta vez, lo hizo en La Matanza, distrito bonaerense donde más fuerte se hizo el peronismo en las PASO.

Miles de personas se congregaron en la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) para recibir a la ex presidenta y actual senadora nacional, quien estuvo acompañada por el candidato a gobernador bonaerense de su lista, Axel Kicillof; la candidata a vicegobernadora e intendenta de La Matanza, Verónica Magario; y el candidato a jefe comunal del distrito, Fernando Espinoza.

“El próximo gobierno tiene que hacer algo para ponerle un punto final al endeudamiento de la Argentina”, afirmó Cristina. Además, pidió a "los sectores que más se han beneficiado le presten un poco de atención a los que apenas pueden sobrevivir".

Por ello, planteó la necesidad de discutir en el Congreso una legislación que ponga fin a los acelerados procesos de endeudamiento externo y recordó que cuando Néstor Kirchner canceló en 2005 la deuda con el FMI pagó casi 10 mil millones de dólares de préstamos a los que se accedió durante más de cuarenta años y que el gobierno de Macri en sólo un año endeudó al país con el Fondo en 57 mil millones.

"Estas son las cosas que tenemos que ver. Hay que asegurar que no vuelva a pasar. No puede ser que desde Rivadavia discutamos lo mismo. El próximo Gobierno tiene que hacer algo para ponerle un punto final al endeudamiento de la Argentina", indicó.

"El endeudamiento y el hambre me resultan intolerables", expresó en otro tramo de su discurso y agregó que "propusieron pobreza cero y nos vamos con leyes de Emergencia Alimentaria", en referencia a la última ley sancionada en el marco de la crisis que se agravó tras las PASO.

Sobre eso, remarcó que "no era cierto que la inflación era por emisión monetaria, no era cierto que con tarifas altísimas iban a venir inversiones" y criticó que sólo produjo "rentabilidades brutales". Apuntó contra el monopolio eléctrico DESA, que opera en la provincia de Buenos Aires, porque "en dos años tuvo 345 millones de dólares de ganancias". "No puede aplicarse las reglas del mercado al servicio público. No es sensato. Esto también habrá que discutirlo", señaló.