Viernes 25 de Septiembre de 2020

Finalmente, la Legislatura tratará el endeudamiento de Kicillof

Tras arduas negociaciones con el bloque de Juntos por el Cambio, el gobernador contará con el aval para buscar nuevas fuentes de financiamiento en el marco de la pandemia.

Aún quedan detalles por resolver, pero finalmente este jueves se votaría la Ley de Financiamiento pedida por Axel Kicillof en la Legislatura bonaerense.

Hay un principio de acuerdo entre oficialismo y oposición para que hoy se apruebe la normativa que, entre otras cuestiones, contempla el pedido de empréstitos por 500 millones de dólares para obras y emisión de bonos en pesos para saldar deudas a proveedores.

Uno de los puntos conflictivos era que Juntos por el Cambio reclamaba una partida de fondos para los municipios. El Frente de Todos accedió, entonces a que se instaure un Fondo por Covid, de 3.000 millones de pesos, 1.500 millones retroactivos a julio y 1.500 pertenecientes al mes de agosto. Todavía no se determinó la fórmula de cómo se repartirá el dinero, si será por Código Unico de dsistribución (CUD) o se utilizará otra fórmula. Ambas cuotas, no reembolsables, se pagarían en agosto, una la semana que viene y la otra antes de fin de mes.

En tanto, también quedó zanjada la discusión por el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM). Había un tironeo por los 2.000 millones de pesos que se habían planificado para ese fondo cuando se votó la ampliación del Presupuesto 2019, pero que finalmente no fue girado a las intendencias porque no se tomó ninguno de los créditos aprobados en aquella oportunidad. 

Mientras Juntos por el Cambio insistía en que con el nuevo endeudamiento debía ampliarse el FIM, en el oficialismo defendieron la postura de que aquellos 2.000 millones no se debían tomar en cuenta precisamente porque la Provincia no salió a buscar dinero al sistema financiero internacional. En consecuencia, la oposición accedió a que se fijara de nuevo el FIM por 2.000 millones de pesos, ahora con el compromiso que se efectivizarán se tomen o no los créditos.

El Frente de Todos también puso sobre la mesa de negociaciones la ley recientemente votada en el Congreso Nacional, que determina un fondo especial de 5.000 millones de pesos para obras en la provincia de Buenos Aires. De acuerdo a la normativa, el dinero lo entrega el gobierno de Alberto Fernández a los municipios, pero es transferido a través del ejecutivo provincial.  

Tanto desde el oficialismo como desde la oposición coinciden en que las comunas vuelven a ser beneficiadas, pese a que la mayor parte de la deuda a tomar es con organismos multilaterales de crédito que tienen imputación específica hacia la obra por la cual se solicita el crédito.

El primer artículo de la ley refiere a la extensión del plazo de 12 a 18 meses para la devolución de los créditos que el Banco Provincia le concedió a los municipios durante la cuarentena. Mientras la oposición insiste en la condonación de la deuda y el Frente de Todos asegura que eso se podría tratar en la votación del presupuesto 2021, y que mientras tanto se fije un plazo de reembolso en la ley en tratamiento, ambos espacios concederían un poco y el pazo podría extenderse a 24 meses pagaderos desde el 1 de enero del año próximo. Hasta ahora el plazo es de 12 meses y la primera cuota de devolución vence este mes.

No obstante este es el punto que se encuentra en plena negociación y que quedaría resuelto minutos antes de bajar al recinto mañana. También se conversa sobre algún beneficio al que accederían los jefes comunales de Juntos por el Cambio para que sus legisladores accedan a votar la norma.

Una de las cuestiones en las que más insistió el bloque de macristas, radicales y "lilitos" en las semanas que llevan conversando sobre la ley es en que el Ejecutivo retaceaba información sobre dos cuestiones que consideraban importantes: primero de qué obras en marcha se iban a sacar partidas para reasignarlas a otras que pasaron a ser de primera necesidad; y segundo, cuáles son las obras a realizarse con los 500 millones de dólares de los organismos multilaterales. 

En ese sentido, el Ejecutivo accedió a brindar un mayor detalle del que había expuesto hasta ahora, no sin recurrir a una chicana para tratar de cerrar el reclamo de una buena vez. “Les acercamos la información en los mismos términos que (Hernán) Lacunza la entregaba cuando mandaba los presupuestos”, les advirtieron desde el Frente de Todos a los interlocutores de Juntos por el Cambio.

Desde la oposición insistieron en que “estamos tratando de emprolijar algunas cosas que se van a incorporar al texto y algunas cosas que no están en el texto, que tienen que ver con reclamos de los municipios. Una de esas cuestiones es el reclamo de los intendentes de Juntos por el Cambio de que la Provincia agilice al pago a algunos proveedores con fuerte presencia en sus comunas.

“También le pedimos al Ejecutivo que defina el nivel de deuda del Estado provincial con los municipios y eso quede consolidado”, confirmó un legislador a este medio. Esas deudas tienen diferentes orígenes, como por ejemplo atraso a proveedores de obras que se realizan en las comunas; partidas que corresponden a cuerdos específicos y la tasa de capitalidad que le corresponde a La Plata y que reclaman tanto Daniel Lipovetzky por Juntos por el Cambio como Guillermo Bardón por Cambio Federal.

Este jueves por la mañana siguen las conversaciones, además desde la oposición piden realizar una nueva reunión con el ministro de Hacienda, Pablo López, para precisamente plasmar en un acuerdo todas estas cuestiones que quedarán excluidas del texto que mañana se convertiría en ley, ya que luego de la votación en diputados está convocada la sesione en el Senado.