Jueves 06 de Agosto de 2020

El Gobierno bonaerense respaldó a Ishii tras el escándalo: “Lo sacaron de contexto”

El intendente de José C. Paz había reconocido que cubría a personas que vendían "falopa" en ambulancias del municipio. Desde Provincia, expresaron: "Estamos muy conformes del trabajo conjunto con él, que trabaja, le pone el cuerpo a los problemas y los soluciona".

En el marco de una conferencia de prensa sobre la situación epidemiológica por el coronavirus en la provincia de Buenos Aires, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, se refirió a la polémica en torno al intendente de José C. Paz, Mario Ishii, luego de la difusión de un video donde se ve al jefe comunal, histórico dirigente peronista, en una discusión con trabajadores sanitarios del municipio, y se le escucha la frase “yo los tengo que cubrir cuando están vendiendo falopa con las ambulancias”.

“Fue una frase sacada de contexto. Es un intendente que trabaja de sol a sol, por eso en cada elección desde que ha empezado sus mandatos ha podido revalidarlos. Creo que los paceños están muy contentos y nosotros estamos muy conformes del trabajo conjunto con el intendente Ishii, que trabaja, le pone el cuerpo a los problemas y los soluciona”, señaló Bianco, ante una consulta periodística.

Esta mañana, antes de su declaración ante la Justicia en los tribunales de San Martín, el intendente de José C. Paz aseguró que no tiene previsto renunciar a su cargo, pese a las críticas de la oposición y los pedidos que se sumaron en el Concejo Deliberante en donde, también, se solicitó la creación de una comisión investigadora.

En una entrevista con Infobae, Ishii explicó que utilizó la palabra “falopa” para referirse a “medicamentos”. Este lunes insistió: “Yo estaba hablando de Rivotril, Alplax, y esas cosas que se utilizan para dormir”, apuntó. De acuerdo a su interpretación, hubo una utilización maliciosa de uno de los participantes del encuentro que decidió difundir solo un fragmento de la reunión para dejarlo mal parado. “Es alguien que ya voy a atender, ahora no tengo tiempo porque estoy trabajando con la pandemia”, amenazó.

Bianco, por otro lado, se refirió a la situación sanitaria de la provincia de Buenos Aires y al tono de la cuarentena tras una semana que registró un alza en los contagios de COVID-19. “Lo que pasa de un lado del Riachuelo, impacta en el otro. Sería un error que (ciudad y provincia de Buenos Aires) tomen caminos diferentes, hay que ponernos de acuerdo teniendo en cuenta el aumento de los casos”, explicó. Y agregó: “Estamos muy preocupados por el nivel de aumento de los casos, y esto no está controlado”.

Presente en la conferencia de prensa, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, indicó que el análisis para evaluar una posible marcha atrás del aislamiento se tiene que hacer “de acá a un mes”, aunque reiteró que el crecimiento de los contagios “es importante y preocupante”.

“Si tuviéramos la misma dotación de camas que al inicio de la pandemia, el sistema ya hubiese colapsado. Aumentamos de 507 a 1.063 camas, y vamos a seguir agregando camas de terapia intensiva, pero este tremendo esfuerzo del Gobierno y el pueblo de la provincia, si no va relacionado a una modulación en el crecimiento exponencial de los casos, a lo sumo aguantamos algunos días más el proceso de saturación”, amplió el funcionario provincial.

Sobre el nivel de ocupación de las camas, Gollan indicó que “el sector privado, que depende de las grandes empresas de medicina prepaga, está con un grado de saturación importante”, aunque detalló que, fuera del AMBA, la tasa de ocupación en el sistema de salud “es bajísima, cerca del 35%”. “El problema es el AMBA, ahí vemos que tenemos un nivel del ocupación del 53%”, explicó.