Jueves 16 de Julio de 2020

El Gobierno convocó a la paritaria docente para la segunda quincena de enero

La primera reunión con los gremios será el 20 de este mes. En principio, no se discutirá la cuestión salarial, aunque desde el Ejecutivo tienen la intención de “devolverles el poder adquisitivo” a los maestros.

El Gobierno nacional ya definió que el 20 de enero convocará a los gremios docentes de todo el país para negociar un incremento salarial en el marco de una paritaria nacional. Ya adelantó al menos dos condiciones concretas: el nuevo acuerdo no contemplará una “cláusula gatillo” de ajuste automático por inflación y no habrá un bono especial como el que se le dio a los trabajadores estatales y privados por decreto.

El presidente Alberto Fernández terminó de definir el miércoles con el ministro de Educación, Nicolás Trotta, la decisión de volver a discutir “en una mesa de negociación amplia” las paritarias nacionales. Fuentes de la Casa Rosada indicaron que la fecha de la primera reunión se acordó en una reunión que Trotta y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, mantuvieron con los representantes gremiales de la CTERA, Roberto Baradel y Eduardo López, y con el líder de la CTA, Hugo Yasky.

“Hay una muy buena predisposición de los gremios con el gobierno por el esfuerzo que se está haciendo y una comprensión de la situación fiscal dramática que vive la Argentina”, reveló un funcionario de la Casa Rosada que formó parte de las negociaciones preliminares con los gremios docentes.

Trotta ya había dicho hace unos días que “con los gobernadores habrá en adelante una construcción colectiva en educación, que apunte no sólo a discutir salarios sino también a diseñar una agenda federal, en común con los ministros de las provincias".

La decisión de Fernández ahora es llamar a una paritaria nacional que tendrá ciertas limitaciones por la misma situación de fragilidad fiscal en que están las cuentas del Estado. En este sentido, se evalúa establecer una suma fija de aumento salarial que podrá ser refrendada porcentualmente pero que tomará como referencia una inflación proyectada del 9 por ciento para el primer trimestre y del 6 por ciento aproximadamente para el segundo trimestre. De esta manera, se estima que el incremento sería del orden del 15 por ciento promedio que, al ser una suma fija, impactará en mayor medida en los salarios más bajos que en los más elevados de la docencia.