Miércoles 20 de Marzo de 2019

Grindetti clausuró el edificio de Edesur por irregularidades

Al servicio deficiente se sumaron denuncias por la ausencia de alarmas, salidas de emergencia sin habilitar y baños insuficientes en la sede que la prestataria tiene en Lanús. Desde el 2016 el jefe comunal mantiene un enfrentamiento con la compañía por mala prestación.

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti clausuró ayer las oficinas comerciales que la empresa Edesur tiene en el partido, ubicadas sobre la Av. Hipólito Yrigoyen 4636.  La medida fue ejecutada luego de que una inspección en el lugar constatara lo que múltiples denuncias describían: falta de alarmas, salidas de emergencia sin habilitar e insuficiencia de baños.

Como consecuencia, el Ejecutivo ordenó el cierre de las oficinas a través de una medida que se cumplió con la intervención de las fuerzas públicas y de seguridad local.

Desde 2016 Grindetti encabeza un reclamo colectivo que unificó el malestar de vecinos y funcionarios, incluso de intendentes de comunas vecinas frente a la mala prestación del servicio de energía eléctrica por parte de Edesur.  La demanda colectiva que presentó ante la Justicia ganó en segunda instancia y obligó a la concesionaria a cumplir con el protocolo de emergencia que exige la ley.