Martes 18 de Febrero de 2020

“El intendente se respeta”: la premisa del Frente de Todos que no todos aceptan

En la unión entre massismo y kirchnerismo en la Provincia, la directiva es mantener los oficialismos locales. Sin embargo, hay casos particulares en donde no se acataría.

El PJ, el FR, Unidad Ciudadana y una docena de partidos más componen el “Frente de Todos”, a partir del acuerdo sellado entre Sergio Massa y Alberto Fernández.

En ese encuentro, uno de los puntos centrales fue el de los municipios que tienen como alcalde a un referente del massismo o del kirchnerismo. “El intendente se respeta y la oposición tiene que declinar su postulación”, afirma un justicialista como premisa replicar en todo el territorio bonaerense.

Pero hay casos particulares. Por ejemplo, hay municipios donde el kirchnerismo sacó más votos que el oficialismo massista en 2017 y no quieren aceptar ir detrás. Así es como en el PJ de Chascomús, gobernado por Javier Gastón (vecinalista aliado a Massa), no descartan ir por afuera, con una boleta corta.

Asimismo, hay jefes comunales del justicialismo que nada quieren saber con ceder lugar a los renovadores, ya que “hace años que no meten un concejal y ahora quieren venir a abrirnos la lista, cuando no tenemos ninguna necesidad electoral”, sostiene otro PJ.

Como gran escollo en esta discusión se encuentra Tigre, cuna del Frente Renovador y uno de los mayores obstáculos para sellar la unidad.

Massa pretende que su esposa, Malena Galmarini, sea la candidata a intendenta del distrito por la eventual alianza. Sin embargo, el actual jefe comunal, Julio Zamora (históricamente massista, hoy cercano a Alberto Fernández), ya había adelantado tiempo atrás sus intenciones de competir por un nuevo mandato dentro del PJ, esté donde esté. Esta novela tendría un final abrupto: Zamora jugando con boleta corta.