Martes 19 de Enero de 2021

Kicillof comienza a definir su toque de queda nocturno, sujeto al sistema de fases

El Gobierno nacional facultará a los gobernadores a aplicar sus propias restricciones en las provincias. En ese marco, el mandatario bonaerense evaluar los pasos a seguir. El esquema de fases será central, pero se buscará "respetar lo máximo posible" la sugerencia nacional.

La ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Teresa García, se mostró a favor de restringir la circulación frente al aumento de casos de coronavirus. Por ello, dijo que el gobierno de Axel Kicillof aguarda a que el Poder Ejecutivo nacional publique el decreto para adoptar definiciones en el territorio.

“Vemos lo que pasa en otros países del mundo, que están frente a la segunda ola y debieron restringir actividades. La discusión de esta semana pasó por restringir horarios y transporte, ya que ello baja la cantidad de contagios", planteó la funcionaria en declaraciones radiales.

En ese marco, sostuvo que, "si la situación sigue avanzando y el virus sigue creciendo, la única alternativa luego va a ser cerrar y eso es lo que no queremos", e insistió con que, en la provincia de Buenos Aires, no quieren "que se paralice la actividad económica".

"En principio estamos esperando las precisiones del decreto nacional, que va a ser el rector de todas las provincias y que tiene dos componentes: restricción en el transporte público y en la nocturnidad. No sabemos cuál va a ser la franja horaria, estimamos que entre las 22, 23 o 24 y las 6", explicó al ser consultada sobre las medidas que se conocerán en las próximas horas.

Así, la funcionara provincial planteó que una vez que el Poder Ejecutivo publique el decreto en el Boletín Oficial, la administración bonaerense tomará sus "definiciones".

Los últimos trascendidos, Kicillof piensa en un toque de queda flexible. Es que, si bien se mantiene la alerta por el ritmo de contagios, en Provincia no quieren reducir la temporada veraniega y apuestan a consolidar una merma en el ritmo de contagios. Para ello, el esquema de fases será el gran protagonista de la nueva medida, aunque aclaran que será “siempre con el máximo respeto posible a las sugerencias de Alberto”.

Es decir que, el toque de queda se adaptará al sistema de fases y cada comuna tendrá una realidad acorde al ritmo epidemiológico. De esa manera, no habrá que cerrar actividades ni generar fuertes retrocesos que restrinjan la actividad económica y el esparcimiento social. Incluso, los distritos en Fase 5 podrían esquivar el toque de queda.

Al respecto, García sostuvo que se discutirá el horario de la nocturnidad "con los jefes comunales, "que es lo que genera más rechazo, cuando esté la definición nacional". No obstante, confió en que, con ello y con la restricción en el transporte público, se logrará "limitar la circulación".

"Es imposible pensar que la gente no se va a contagiar en reuniones ampliadas en la playa o en fiestas clandestinas de 600 personas. No se puede seguir exponiendo a una sociedad que se ha cuidado tanto", finalizó.