Martes 04 de Agosto de 2020

Kicillof y Larreta comenzaron a coordinar la próxima etapa de la cuarentena

El gobernador bonaerense y el jefe de Gobierno porteño mantuvieron la primera reunión de esta semana para delinear qué medidas se llevarán adelante luego del viernes 17.

Este lunes, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tuvieron la primera reunión de la semana. Vale recordar que, la cita matutina fue acordada por los dos mandatarios a través de una conversación telefónica en la noche del último miércoles.

En definitiva, el cónclave giró alrededor de la salida de la fase 1 de aislamiento social preventivo y obligatorio para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Claro está que este 17 de julio vence la fecha dispuesta por el gobierno de Alberto Fernández para el confinamiento en dicha región.

En ese sentido, Kicillof y Larreta buscan acordar las medidas que elevarán al gobierno nacional para lograr dar con una cuarentena administrada. Así, la cita de este lunes fue la antesala a una semana de trabajo en conjunto.

Por caso, entre este martes y miércoles, cada mandatario evaluará con sus equipos técnicos los datos epidemiológicos. En Provincia, al menos, aseguran que la curva de contagios comenzó a descender. No obstante, destacan que "todavía se siente el coletazo de aumentos de hace dos semanas".

De esa manera, con los números sobre la mesa, Kicillof y Larreta volverán a reunirse. En un principio, la cita será el próximo jueves. Cabe destacar que, el gobernador bonaerense además de conversar con el equipo de especialistas tendrá conversaciones con los 35 jefes comunales del AMBA para estudiar las realidades de cada distrito.

"La idea es repasar la situación sanitaria y pensar cómo seguir a partir de la semana próxima", sentenció el Jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco. En esa línea, la mano derecha de Kicillof reconoció que "ha caído la curva de circulación, que era el objetivo; los resultados de contagios deberían mostrar menos aumento del que venían mostrando".

Vale destacar que, durante los últimos días, los jefes comunales del primer y segundo cordón del Conurbano hicieron pública la necesidad de avanzar en una estrategia entre los dos distritos. Claro está, la flexibilización del aislamiento está a la vuelta de la esquina y buscan avanzar en un solo sentido.

 

Uno de ellos, el titular del PJ bonaerense e intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, lanzó este sábado que "sería un gran error que la ciudad de Buenos Aires y la provincia tengan estrategias distintas" respecto a la lucha contra el coronavirus y las medidas para frenar los contagios.

"Hay que hacer el máximo esfuerzo para unificar esta acción y la estrategia porque ambos territorios están atados a una tremenda inmigración diaria”, dijo el jefe comunal. "Hay mucha gente que vive en el Conurbano que trabaja en Capital y no solo hablamos de trabajadores no esenciales sino también de médicos y policías, por lo que debemos cuidar al máximo la utilización del transporte público y no generar una circulación masiva que sea un foco de contagio", señaló Menéndez.

Por su parte, Fernando Gray, alcalde de Esteban Echeverría, sostuvo que el aislamiento "pierde eficacia si la Ciudad y la provincia de Buenos Aires no tienen una postura única porque la circulación entre distritos es muy intensa y eso genera mayor circulación del virus".

"Si la Ciudad flexibiliza, vamos a perder todo el esfuerzo que hicimos porque los casos van a aumentar peligrosamente en el conurbano, pero después eso va a generar un efecto regresivo también en Capital porque se van a incrementar los contagios allí y luego se convierte en un espiral ascendente muy complejo de frenar", advirtió Gray.