Sábado 04 de Abril de 2020

Kicillof pagó puntualmente otro vencimiento de deuda

Esta vez sin amenazas de default, el Gobierno provincial cumplió en fecha con el pago de USD 24,3 correspondientes a un bono emitido en 2017 por María Eugenia Vidal.

La Provincia de Buenos Aires realizó un nuevo pago de deuda. Luego de las semanas en las que se mantuvo latente la posibilidad de default, no hubo acuerdo con los bonistas y finalmente se hizo el pago para iniciar la reestructuración, ahora el Gobierno bonaerense puso a disposición de los acreedores USD 24,3 millones que corresponden al pago de intereses del sexto servicio de renta del bono BP23. El pasado 8 de febrero, ya había adelantado su decisión a la Bolsa.

Según precisó el gobierno de Axel Kicillof a través de un comunicado, el cálculo de la renta a abonar se realizó sobre la base de una tasa fija anual de 6,5%, para el período que comprende desde el 15 de agosto de 2019 hasta el 15 de febrero de 2020.

Con este desembolso en dólares, Kicillof hace frente a un nuevo pago de los que tiene en su cronograma para el 2020 que en total ascienden a USD 1.928 millones. Mientras negociaba con los acreedores, el gobernador había dicho que de los vencimientos de deuda previstos para 2020, el 67% (unos USD 2.274 millones) corresponde a deuda contraída entre 2016 y 2019, durante la gestión de María Eugenia Vidal. Para los años siguientes, detalló que la deuda generada en los últimos cuatro años representa el 62% de los vencimientos de 2021 (por USD 1.596 millones), el 90% de los vencimientos de 2022 (por USD 1.853 millones) y el 92% de los vencimiento de 2023 (por USD 2.023 millones).

Kicillof le sigue apuntando a la ex gobernadora y carga las tintas en el peso de la deuda que tiene la provincia. Luego de señalar que la renegociación de la deuda del distrito “está en línea” con la que está llevando adelante el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, aseguró que está llevando adelante en estos dos meses “un shock de gestión” en un distrito que “es un castillo de Disney en ruinas y tierra arrasada al cuadrado”.

Asimismo, repitió que la negociación de deuda provincial va a quedar “muy atada” a la nacional: “Yo tengo una deuda de USD 11.000 millones y Nación de USD 320.000 millones, con vencimientos por USD 160.000 millones; es lógico que lo negocie Nación. Dicho esto, tenemos que llegar al mejor resultado, lo que está relacionado con la sostenibilidad”.