Viernes 25 de Septiembre de 2020

Kreplak señaló que “hay condiciones para que empiecen a bajar los casos en AMBA”

Según el viceministro de Salud de la Provincia, el mapa de la pandemia es “estable, con un poquito de mejora en el AMBA” y sostuvo que “hay que ser lo más solidario y articulado posible”. No obstante, marcó que “hay aperturas que podrían esperar un poco más”.

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, consideró que la situación epidemiológica en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) registró una “mejora” tal que “por primera vez hay condiciones para que empiecen a bajar los casos de coronavirus”. Para que esto sea una realidad, añadió, “hay que ser lo más solidario y articulado posible”, y tener en cuenta que “hay aperturas (de actividades) que podrían esperar un poco más”.

Si bien la cantidad de contagios y fallecimientos se superaron en récords durante las últimas semanas, y el porcentaje de camas de internación roza el borde de la saturación en algunos distritos de la provincia, Kreplak diagnosticó que el mapa de la pandemia es “estable, con un poquito de mejora en el AMBA”.

En su opinión, lo que habrá que hacer a partir de ahora es esperar que esas mejoras se estabilicen, y para ello será necesaria una actitud “solidaria” de la Ciudad de Buenos Aires y de los distritos bonaerenses con el resto del país, porque si bajan los contagios en esa región “se emitirían menos casos en el interior”.

“Si hacemos un esfuerzo grande pueden bajar los casos en el AMBA, estamos en condiciones de que bajen", puntualizó durante una entrevista por radio Continental, en la que insistió que “la epidemia no puede entenderse solo en un distrito".

Como ejemplo contó que hay distritos de la provincia que quisieron abrir más porque no tenían muchos casos y "ahora están teniendo un brote más descontrolado".

En ese marco, planteó que hay que “ser solidarios no solo con la provincia de Buenos Aires sino con todo el país”. De la misma manera, relativizó la posibilidad de nuevas aperturas de actividades: “Todos sabemos que cuanta más circulación de personas, más contagios va a haber por más que haya protocolos”.

“Lo que no tiene sentido es que, si articulamos algo en conjunto, que algunos intenten tensionar para abrir más y otros menos, cuando todos sabemos lo que está sucediendo”, explicó.

De la misma manera sostuvo que a pesar de querer trasmitir buenas noticias a comerciantes y a las personas para que vean a familiares, "hay aperturas que podrían esperar un poco más, sobre todo porque entendemos que es mucho mejor que estimulemos las actividades relacionadas a la producción y al trabajo que a lo recreativo" para paliar la crisis económica. "Lo digo no solo por Ciudad de Buenos Aires sino también por intendentes", concluyó.