Martes 22 de Octubre de 2019

La mayoría de los seleccionados por el Procrear Jóven son bonaerenses

Así lo reveló la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda a través de la página web del programa nacional. De un total de 235.089 postulantes para acceder al crédito subsidiado, 40.000 personas fueron seleccionadas, y de ellos más de 17 mil son de la provincia de Buenos Aires.

Más del 50 por ciento del total de seleccionados del Procrear Jóven, son habitantes de la provincia de Buenos Aires.  El programa que apunta a personas de entre 18 y 35 años, con o sin ingresos formales y registrados, para poder acceder al crédito hipotecario sin contar con ahorros previos, y pagando una cuota igual o inferior a un alquiler benefició a 40.000 personas, de los cuales 17.735 son para la provincia y 3616 para la Ciudad. En segundo y tercer lugar quedaron Santa Fe (3270) y Córdoba, con 2243 seleccionados.

De acuerdo a los datos recogidos por el Ministerio del Interior, el 56,3% de los seleccionados poseen entre 31 y 35 años, e ingresos registrados en un 66,8% de los casos. Otro 16,3 percibe su sueldo en negro mientras que el 16,9% percibe ambos tipos de ingresos.

La línea de crédito que el gobierno de Macri mantuvo y modificó en algunos aspectos, fue definida por el ministro Rogelio Frigerio, como "una iniciativa de inclusión financiera, destinada a los jóvenes que históricamente no podían acceder a créditos para vivienda" y agregó que es una herramienta inédita que apunta a las necesidades reales de los jóvenes".

Quienes accedan a dicha línea de crédito cuentan con un valor de compra de una propiedad estimado en $ 1, 2 millón, al mismo tiempo deberán poseer en eun plazo de 12 meses un ahorro mínimo de $ 60.000. La ecuación se completa con un préstamo UVA que otorgará el banco por el monto necesario para completar la diferencia entre la suma del ahorro y el subsidio máximo de $ 240.000 para alcanzar el tope de $ 1,2 millones.

El principal problema que enfrentan ahora los beneficiarios es el mercado dolarizado de los inmuebles, en el cual la devaluación de diciembre modificó la relación entre el crédito y el valor del metro cuadrado.