Miércoles 28 de Julio de 2021

La Provincia acordó la reestructuración de la deuda con su principal acreedor

Tras 20 prórrogas, el Ejecutivo bonaerense logró un entendimiento de condiciones con bonistas privados, consiguiendo el aval del principal acreedor y otros bonistas.

El Gobierno bonaerense anunció que llegó a un acuerdo con “su principal acreedor y otros bonistas” para enmendar su propuesta al mercado para el canje de su deuda, tras más de un año de duras negociaciones y tras extender veinte veces el plazo. 

“La Provincia logró el acuerdo de su principal acreedor y otros bonistas en torno a términos y condiciones que permitirán enmendar la invitación formal para canjear los bonos existentes por nuevos bonos y avanzar hacia la finalización del proceso de reestructuración de deuda con privados bajo legislación extranjera”, indicó el Ministerio de Hacienda y Finanzas en un comunicado.

Se trata de un apoyo clave para el lanzamiento de la propuesta definitiva de canje, que otorgará un importante alivio financiero a la gestión de Axel Kicillof. Los nuevos términos, según se informó de manera oficial, implicarán una reducción de los servicios totales durante el período 2020-2024 de aproximadamente US$ 4.450 millones (equivalente al 75% de los compromisos originales), los plazos de repago (vida media) se verán triplicados, mientras que se producirá una importante reducción en el costo total de la deuda: el cupón máximo que la Provincia debía afrontar previo a la reestructuración se verá reducido cerca del 40%, mientras que el cupón promedio se reducirá a 5,6%.

La Provincia tiene que reestructurar deuda por US$ 7.148 millones, cifra que se extiende hasta rondar los US$ 7.700 millones si se suman los intereses. Desde el 24 de abril del año pasado viene negociando con los acreedores sin llegar a un acuerdo.

“Haber logrado este entendimiento, luego de intensas negociaciones, fue posible gracias a los esfuerzos compartidos que posibilitan avanzar hacia una solución definitiva. Este es un paso clave para recuperar un perfil de deuda sostenible, acorde a nuestra capacidad de pago y a las enormes dificultades que debemos afrontar, cuidando, además, el impacto de la deuda provincial sobre nuestra macroeconomía”, explicó el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López.

En defensa de la gestión bonaerense, el funcionario destacó que también fue posible concluir esta instancia de negociación “por la mejora del contexto económico y social y por la disminución de los riesgos asociados a la pandemia, producto del extenso programa de vacunación que se está llevando adelante en la provincia de Buenos Aires y en todo el país”.

Cabe recordar que la Coalición de Tenedores de Bonos Provinciales de Argentina informó el mes pasado que más bonistas se habían sumado a la demanda en tribunales de Nueva York por la deuda en default. Buenos Aires es una de las dos jurisdicciones que no cerraron su reestructuración hasta ahora, junto a La Rioja.