Miércoles 20 de Marzo de 2019

La Provincia podría autorizar un inminente aumento en las tarifas de luz

Algunos sectores anticipan que la suba podría  alcanzar hasta un 50 por ciento. Los intendentes peronistas volvieron a alzar la voz y emitieron un documento en repudio. 

En las vísperas de lo que podría ser el aumento más significativo para las tarifas del servicio de energía eléctrica, los intendentes peronistas volvieron a emitir el descontento y la preocupación sobre las consecuencias que tal medida podria traer para los vecinos. 

Todo parece indicar que el Gobierno bonaerense autorizará a las disdisribuido EDELAP, EDEA, EDES y EDEN -y a las 200 cooperativas que funcionan en Buenos Aires- a aumentar hasta el 50 por ciento desde febrero.

Con el fin de anticiparse a la medida, los jefes comunales emitieron un comunicado subrayando la imposibilidad de miles de vecinos para afrontar nuevos aumentos. 

Más allá de la preocupación economica, lo cierto es que la medida afecta las arcas municipales, ya golpeadas por quitas significativas como el Fondo Sojero.  Paralelamente el traspaso de la tarifa social a manos de los intendentes implica necesariamente que el subsidio que deben otorgar a los vecinos crezca si el aumento se aprueba. 

Entre los argumentos para aprobar la suba se mencionó la falta de actualización del Valor Agregado de Distribución y el aumento de la energía decretado desde Nación.

Mientras desde la Provincia le bajan el tono a las especulación asegurando que la suba estará por debajo de la inflación de 2018. 

Como parte del fuego cruzado, la gobernado María Eugenia Vidal reclamó ayer a los intendentes que se oponen a las subas que dejen de incluir sus tasas municipales en las facturas de luz tal como lo hizo la Provincia el año pasado, "si es que tanto les preocupa el bolsillo de los bonaerenses".