Sábado 04 de Abril de 2020

La Provincia queda al borde del default ante el rechazo de acreedores

El Gobierno bonaerense necesita que el 75% de los tenedores de bonos acepte postergar el pago del vencimiento de 250 millones de dólares para no caer en default. El Fondo Fidelity,  mayor tenedor de bonos, manifestó su rechazo a la propuesta de Kicillof y acortó los tiempos de solvencia del gobernador.

Escapar del default es la preocupación más inminente del Gobierno de Axel Kicillof y las negociaciones para alcanzar una postergación en el pago del vencimiento de 250 millones el próximo 26 de enero, no van por el mejor de los cursos.

El rechazo manifestado por el Fondo Fidelity puso en jaque la estrategia que pretende ganar tiempo y llevar las obligaciones de pago del gobierno bonaerense al 1 de mayo, dado que no sólo se trata de uno de los fondos más grandes del mundo es además el mayor tenedor de BP21 ( 60%). Y el objetivo sólo se podrá alcanzar si el 75 por ciento de los acreedores acepta.

Sin certezas, la Provincia ahora deberá lidiar con el 40 por ciento restantes atomizados entre el Royal Bank of Canada, BlackRock, JP Morgan Chase, Allianz, Prudential y Tavelli.

Entre la deuda y el salvataje

Evitar que le próximo 10 de febrero la Provincia entre en el incumplimiento de pago de dudas, podría estar en manos de la Casa Rosada si el gobernador elige solicitar un adelanto de la coparticipación; aunque se trata de un mecanismo de financiamiento de corto plazo.

Salvar a la provincia de Buenos Aires será una decisión que Alberto Fernández deberá afrontar, incluso después de negarse a un salvataje semanas atrás, en una jugada que el mercado creyó coordinada para medir el clima de una renegociación de la deuda nacional.

Teniendo en cuanta la prioridad que representa la deuda nacional, el presidente deberá evaluar cuan riesgosa es la deuda de la provincia para la renegociación que el mandatario pretende cerrar antes del 31 de marzo.