Lunes 13 de Julio de 2020

La UCR volvió a apostar a la unidad en Mar del Plata con críticas al peronismo

El encuentro contó con autoridades del partido como Alfredo Cornejo, presidente del comité nacional, y Daniel Salvador, titular del radicalismo bonaerense; además de legisladores, intendentes y dirigentes de peso.

Con la presencia de dirigentes locales, provinciales y nacionales, la UCR llevó adelante en la ciudad de Mar del Plata un importante acto, que entre otras cosas sirve para poner primera de cara a 2021 y empezar a marcarle la cancha al PRO, aunque sin mencionarlo.

Entre los asistentes más destacados, estuvieron el presidente del Comité provincial, Daniel Salvador; el senador nacional Luis Naidenoff, el presidente de la UCR a nivel nacional, Alfredo Cornejo, la vice Alejandra Lorden y el ex titular del partido Ernesto Sanz, entre otros. A la cabeza de la movida, el presidente de la bancada de JxC en la Cámara baja bonaerense, Maximiliano Abad.

En ese marco, Salvador sostuvo al tomar la palabra: “Hace apenas dos meses la UCR, en el marco de Cambiemos, perdía una elección importantísima. Luego de las derrotas, los partidos bajaban los brazos, y hoy vemos un partido con ganas. Con fuerza”.

En retrospectiva, analizó que “hace aproximadamente cinco años”, el radicalismo “venía arrastrando una de sus peores crisis”, con apenas un “puñado de intendentes y pocos legisladores, se había perdido el peso de la UCR. A nadie le interesaba lo que decíamos. Se había construido en una mentalidad opositora, de que no se podía ganar”. Sin embargo, “hoy la UCR está de pie”, por lo que hay que “fortalecer la unidad del partido y permanecer en Juntos por el Cambio”.

Por último, el líder boina blanca a nivel nacional, Alfredo Cornejo, planteó: “Me enorgullece esta convocatoria a 50 días de haber perdido las elecciones. Acá están los que quieren una mejor sociedad”.

En relación al peronismo, no ahorró críticas: “En estos tiempos, se puede ganar una elección simplificando los problemas completos. Prometer llenar las heladeras llenando de impuestos a la clase media, a los que trabajan; pero eso no sirve para recobrar la confianza pública. Nosotros vamos a decirles a los argentinos que los problemas son complejos, pero que tienen solución. Eso se hace con voluntad política y construyendo poder”.

En la misma línea que los oradores previos, Cornejo habló de “los factores mafiosos que actúan de distinta manera”. Y profundizó: “Cuando gobierna un gobierno no peronista, hacen una vida imposible. Pero cuando hay un gobierno peronista, se aguantan que le quiten la plata a los jubilados. Construyen relatos con mentiras y cinismo, hablando de pobreza cuando en realidad Argentina tiene un problema estructural: hace 10 años que no crece. No fueron estos últimos cuatro años que no crecimos solamente”.

“Sin crecimiento, no puede haber mejor distribución del ingreso”, prosiguió. “Para crecer, se necesitan empresas y trabajadores a la par, se necesita sacar de pie al sector privado; instituciones sólidas y no corruptas en la Justicia en todos los órdenes, dirigentes políticos con coraje, para eliminar a los factores mafiosos”.

Además, advirtió que “hay que desenmascarar al peronismo gobernante, que sube al poder por izquierda, pero gobierna por derecha. La única forma de afrontar este desafío es autoafirmarse en las identidades de la UCR y Juntos por el Cambio. La coalición no se puede fracturar”.

Sobre la derrota en octubre pasado, el ex gobernador de Mendoza apuntó que el peronismo “aprovechó los desaciertos económicos y la complejidad de sacar al país adelante. “El peronismo nos ganó, pero no nos venció. Somos una mayoría que debe organizarse. Bien organizados, daremos el batacazo en el 2021 y el 2023”, concluyó.