Lunes 26 de Octubre de 2020

Legislatura: Gollan respondió ante la oposición sobre la polémica por la cifra de muertos

El ministro de Salud expuso en la comisión bicameral que realiza un seguimiento de la emergencia sanitaria y fue abordado por los legisladores de Juntos por el Cambio en relación a los 3.524 decesos por coronavirua que no habían sido registrados.

La visita del ministro de Salud, Daniel Gollán, y del jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, a la Legislatura bonaerense, suscitó una fuerte controversia en medio del reclamo de la oposición para que el gobierno de Axel Kicillof explique las razones de la omisión de 3.500 muertos por la pandemia del coronavirus.

Los funcionarios expusieron en la Comisión Bicameral de Seguimiento, Fiscalización y Control para la emergencia provincial y dieron por cerrado el debate sobre el pedido de interpelación que impulsó Juntos por el Cambio, tras la actualización de las estadísticas y la suma de 3500 fallecimientos en el territorio bonaerense.

Poco antes del encuentro, el ministro de Salud pidió "no jugar a la necropolítica con la pandemia".

En la oposición, los legisladores insistieron con el reclamo. "Queremos saber la razón por la cual se omitieron 3500 fallecidos y qué medidas se adoptaron para que ese error no se vuelva a cometer", dijo el senador Roberto Costa, presidente del bloque de senadores de Juntos por el Cambio.

"Venimos pidiendo informes desde el comienzo de la pandemia y nunca fueron contestados", explicó el líder de la bancada. "Informar sobre las decisiones que se toman y más en un contexto de pandemia, donde de un día para otro admitieron fallas en el sistema de carga, lo que derivó en el reconocimiento de 3500 nuevas muertes, no es un dato menor", dijo el senador opositor.

"Solicitar que se transparente la gestión no tiene que ser visto como un ataque", afirmó Costa.

Tras el encuentro con los legisladores, que fue a puertas cerradas, Gollán expresó: "Hicimos un informe sobre cómo fue evolucionando la pandemia y cómo son las perspectivas hacia adelante. Hubo una buena cantidad de preguntas y todas se respondieron en forma satisfactoria".

Gollán dijo a la prensa que "nadie quiere ocultar información". Y aseguró: "Todo lo contrario. Nosotros presentamos los datos del nuevo sistema, reconocimos siempre que había un desfasaje en la carga de datos; ahora lo que hicimos fue ponernos al día".

El ministro de Salud explicó que "no hay un viejo método y uno nuevo: hay un sistema nacional, SiSA, en el que miles de personas de clínicas, sanatorios y efectores de salud cargan los datos. No depende del Ministerio de Salud".

Y agregó: "Es muy engorroso. Hay un registro de efectores de salud, un sistema que existe hace añares, que no es ágil ni rápido y en la pandemia es peor. A veces se demora tres o cuatro meses. Nosotros desarrollamos un acto de defunción digital para tener en tiempo y forma. Cruzando ese dato con el sistema de gestión de camas, logramos tener prácticamente al día la cantidad de camas ocupadas y disponibles".

El ministro de Salud aseguró, además, que toda la apertura se realiza en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires impacta en los distritos vecinos. "Nosotros vamos a tener que esperar entre 20 y 21 días para algunas actividades que ellos ya abrieron", dijo. Pero evitó polemizar: "Hay que seguir trabajando en conjunto. Pero saber que cada cosa que hace la provincia o la Ciudad impacta. Sobre todo la Ciudad, porque mucha gente de la provincia entra a la Capital cada día para trabajar. Tenemos que ver còmo compatibilizamos. No es fácil. Hay muchas presiones".

Tras el encuentro, la oposición destacó como positiva la presencia de Gollán en la Legislatura. Y se expidió a favor de aplicar un sistema de manera más coordinada y más transparente.

En tanto, una mirada más escéptica tuvieron en el propio Frente de Todos: "Fue más show mediático", sintetizó el senador provincial Gustavo Traverso, titular de la Comisión de Salud.