Miércoles 28 de Octubre de 2020

Ley de ART: sin adhesión en la provincia por la interna de los industriales

La Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), presiona para que la misma salga apunta al legislador massista José Ignacio De Mendiguren por la demora.

 

En febrero el Congreso votó la Ley de ART, sin embargo la medida que pretende tener implicancia en territorio bonaerense aún permanece estancada en el Senado de la provincia desde mayo fundamentalmente por que Cambiemos no logra su tratamiento sobre tablas por falta de mayoría, ni tampoco su abordaje por comisión porque se queda sin quorum.

El sector encargado de aportar ese acompañamiento es el Frente Renovador que en torno a la ley de ART ha tenido un comportamiento particular, acaso atado a las rispideces que existen entre los industriales; de allí que las miradas apuntan al ex titular de la Unión Industrial Argentina (UIA) y actual diputado nacional de esa fuerza, José Ignacio De Mendiguren y a la pérdida de su presencia y poder de decisión en los sectores que representan los intereses de los industriales.

Por otra parte la adhesión a la ley, además de contar con la viña de la gobernadora María Eugenia Vidal, es impulsada por la conducción de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), que presiona para que la misma salga y apunta al legislador massista por la demora.

El presidente de la UIPBA, Mario Gualtieri, salió al cruce del Frente Renovador por no dar tratamiento al proyecto que adhiere a la ley ART en la provincia de Buenos Aires. El massismo le dijo que le hace "el coro a Macri para eliminar derechos de los trabajadores". Sin embargo las trabas responden a un juego de posiciones y pérdida del poder.

Cuando Cambiemos llegó al poder político y María Eugenia Vidal se convirtió en gobernadora bonaerense, la UIPBA cambió de autoridades: dejó atrás la conducción de Osvaldo Rial, aliada del ex mandatario provincial Daniel Scioli. En julio del año pasado Mario Gualtieri se hizo cargo de la representación de los industriales bonaerenses. Como ocurre generalmente, se optó por un nombre de sintonía con el gobierno de turno, en este caso Cambiemos. Gualtieri es amigo del vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, y entre otras condiciones es dueño de la empresa Envases Hacer, que integra la cadena de valor de Techint y, por eso, tiene vínculos con Paolo Rocca.

Es en ese marco que De Mendiguren comienza a perder poder de decisión en detrimento al avance de la UIPBA. Ya fuera del comité ejecutivo de la entidad empresaria el diputado massista opta por el escenario legislativo para resistir, a través de la demora en la adhesión a la ley,  una interna que no lo tiene como favorito. Éstas y otras actitudes le habrían valido al ex UIA el rechazo de sus pares que en plena campaña se negaron a recibirlo junto al líder de 1País. “ Juega para Massa y no para los industriales", se quejaron.

 

La ley

La norma aprobada por el Senado Nacional busca, según los argumentos esgrimidos por el oficialismo, bajar los niveles de litigiosidad hacia empresas y terminar así con la llamada “industria de los juicios” a la que el propio  presidente Mauricio Macri hizo alusión.

De esa manera, la industria podría avanzar en términos económicos y acompañar así el proyecto de cambio y avance que propone el Gobierno para la última parte del año.