Jueves 12 de Diciembre de 2019

Macri se reunió con la Iglesia para analizar la situación social y recuperar terreno

El presidente recibió a miembros del Episcopado, que pidieron ocuparse de los sectores más postergados y fuertemente golpeados por los vaivenes económicos de las últimas semanas.

Según informaron voceros oficiales, del encuentro participaron el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), el obispo San Isidro Oscar Ojea; el arzobispo porteño Mario Poli, y el secretario general de la CEA, el obispo de Chascomús Carlos Malfa.

Los líderes religiosos llegaron caminando a la sede gubernamental cerca de las 10.20, acompañados por otros sacerdotes de localidades del interior bonaerense.

Macri los recibió en su despacho, y según pudo saber este medio, analizaron en conjunto la dura realidad social que atraviesan millones de argentinos sumergidos en la pobreza.

Un reciente informe de la Universidad Católica reveló que 1 de cada tres chicos padece hambre y que esa misma proporción se ve reflejada en las dificultades de los niños y adolescentes para acceder a agua de red.

La asistencia alimentaria directa y gratuita es mayor en el Gran Buenos Aires que en el promedio del país, aunque en el Conurbano 4 de cada 10 jóvenes con “Inseguridad Alimentaria Severa” no reciben ningún tipo de asistencia alimentaria.

Días atrás, el grupo de Curas en Opción por los Pobres emitió un documento crítico sobre la realidad social de la Argentina, en el que remarcó que solo "caminando y viviendo en medio del pueblo" se puede "ser testigo de sus lágrimas y de sus dolores" y advirtió sobre "la mentira cínica y casi burlona de los gobernantes".

Los sacerdotes firmantes del pronunciamiento alertaron sobre "las angustias por no tener pan y trabajo, por la salud amenazada, por los niños ya no sin futuro sino casi sin presente, por los ancianos de los que el Estado se desentiende en sus medicamentos y sus jubilaciones, y, esto, además, siendo testigos de la mentira cínica y casi burlona de los gobernantes".

En ese sentido, los sacerdotes, aseguraron "compartir el dolor que padece pueblo" y afirmaron que son "testigos también de la esperanza que se ve en sus ojos y sus gestos desde las recientes elecciones PASO”.