Lunes 18 de Noviembre de 2019

El macrismo vuelve a los timbreos, envalentonado por el 24A

La marcha a favor del Gobierno cambió el ánimo de cara a las elecciones, por ello retomarán la estrategia de las recorridas casa por casa.

Juntos por el Cambio se propuso revertir el resultado de las PASO en octubre, un objetivo casi imposible viendo la aplastante diferencia de alrededor de 15 puntos que le sacó el Frente de Todos en la contienda presidencial, la cual se extiende a 17 en la elección provincial.

Por eso, no le quedan muchas más herramientas al macrismo que apelar a la "heroica" y dotar a la campaña de una épica que en términos reales no existe.

Después de lo que fue la marcha del sábado convocada desde las redes sociales y apuntalada por el propio Gobierno en sus diferentes estamentos, en la Casa Rosada comenzaron a tomar con fuerza la posibilidad del regreso de los timbreos. Es decir, volver al cara a cara con los argentinos a través de las tradicionales recorridas de los sábados.

Vale recordar que los timbreos, una de las herramientas preferidas del jefe de Gabinete, Marcos Peña, llevan varios meses en las sombras. En su momento, por la grave crisis que atraviesa el país, sacaron a Macri de la calle por el creciente malestar social.

Ahora la historia es distinta y todas las cartas deben ser jugadas para intentar el milagro electoral. Así lo sostienen en Balcarce 50 y por ello, el timbreo del extinto Cambiemos volverá a salir a la cancha.

Con dicho panorama, la provincia de Buenos Aires no definió si seguirá los pasos nacionales con las caminatas de sábado por la mañana. Es que, la estrategia de María Eugenia Vidal busca recuperar la cercanía con los vecinos al tiempo que alejarse de las figuras de Macri y Peña. Un sector de la gobernación vota a favor del regreso de los timbreos, mientras que otro justamente apunta a la relación directa de dichas caminatas con la figura de Peña.

De esa manera, el vidalismo deberá definir si recurre a la vieja jugada propia o mantiene su impronta alejada de la Rosada.