23 de Enero de 2022

Malestar en el campo por la sequía y por medidas del Gobierno contra el sector

En medio de la ola de calor, CARBAP reunió a 25 dirigentes zonales en Chivilcoy y analizó cómo afrontar la sequía, además de los anuncios de nuevas intervenciones por parte del Gobierno.

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) realizó ayer una reunión interzonal de dirigentes en Chivilcoy, con la advertencia de una posible medida gremial ante los últimos anuncios del Gobierno nacional. Analizaron la intención del Ejecutivo de Alberto Fernández de establecer más intervenciones a la exportación, en medio de una sequía que pone en jaque a las cosechas de maíz y soja de casi toda la Provincia.

En una primera evaluación de la situación, desde CARBAP describieron como “complicadísima” la situación provocada por la sequía que se extiende, principalmente, por nuestra provincia y por Entre Ríos.

Al tiempo que anunciaron que comenzarán un relevamiento para analizar los daños en cada región, con ánimo de solicitar la aplicación de la ley provincial de Emergencia Agropecuaria, advirtieron que la cosecha de maíz está al borde de una “pérdida total”.

El titular de la entidad rural, Horacio Salaberry, advirtió, no obstante, las dificultades que existen aún para mensurar las pérdidas ocasionadas por el fenómeno climático, que ya se saben millonarias.

Pero, fundamentalmente, apuntó contra el anuncio del ministro de Agricultura, Julián Domínguez, respecto a la idea crear nuevas retenciones al maíz, al trigo y a la carne.

Se trata de la intención de crear fideicomisos para la molinería y la carne, como se realizó antes con la industria aceitera. “El objetivo es menguar los valores locales, gravándoles una alícuota a los intermediarios, pero esa diferencia la pagamos los productores”, explicó.

Se trata de una medida para contener la inflación, sobre la que este diario publicó detalles en su edición de ayer, donde se consigna que el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, volvió a mencionar la posibilidad de implementar estos fideicomisos, que su par de Agricultura, Julián Domínguez, calificó como “bienes culturales”.

La de ayer en Chivilcoy fue la primera de una serie de cuatro reuniones con dirigentes interzonales de la entidad agropecuaria para hacer un análisis exhaustivo de la situación en cada sector de los que abarca CARBAP en la provincia de Buenos Aires y La Pampa.

Pero ya advirtieron que, de las conclusiones obtenidas en el primer encuentro se perfila la organización de “acciones gremiales” directas, que tomaría eventualmente la asociación, en su próxima asamblea

En un comunicado emitido tras el encuentro, desde CARBAP se refirieron tanto al contexto climático como a los dichos del gobierno. Afirmaron que “existe una gran intranquilidad por la sequía imperante y mucha bronca por los anuncios de los últimos días del gobierno en relación al esquema de exportación de carnes, la instauración de un fideicomiso para el trigo y el maíz y la falta de políticas proactivas para el sector”.

La dureza de la misiva oficial también se transmite en el reproche de “la falta de credibilidad delos interlocutores sectoriales del gobierno”.

En el mismo sentido, expresaron una “profunda preocupación por la situación actual del país, las desviaciones macroeconómicas, la inflación descontrolada, los niveles de pobreza, y los embates contra los otros poderes del Estado, como la Justicia, entre otros”.

El próximo encuentro de esta ronda de reuniones se realizará el jueves de la semana próxima en Rauch, correspondiendo a la interzonal de la Cuenca del Salado, centro y sudeste de la Provincia.