Sábado 23 de Enero de 2021

Manifestantes intentaron tomar la Municipalidad de Olavarría

Este martes se vivieron momentos de tensión cuando un grupo de movimientos sociales llevaron su reclamo hasta el extremo. Los senadores provinciales de JxC se solidarizaron con el intendente, Ezequiel Galli.

Un grupo de vecinos y miembros de movimientos sociales ingresaron a la Municipalidad de Olavarría ayer por la tarde para tomar el lugar, decididos a instalarse allí el tiempo que sea necesario hasta tanto escuche sus reclamos el intendente local, Ezequiel Galli.

"Nos vamos a quedar 5 o 10 días y dormiremos acá si es necesario, hasta que nos reciba", plantearon ya instalados en el hall principal, hasta donde llegaron con su demanda de soluciones para problemas de vivienda de un puñado de familias. A la cabeza de estos planteos estaban dirigentes del Movimiento Guevarista y la Mesa de Emergencia donde, según distintas fuentes, tienen protagonismo referentes locales que responden al dirigente social Juan Grabois.

La situación se agravó y derivó en incidentes con la policía ya que la presencia de estos manifestantes coincidió con otra protesta, también frente a la sede de gobierno municipal, por un supuesto caso de abuso policial contra un menor. Hubo corridas y escaramuzas en la calle, con intervención de uniformados que apelaron al gas pimienta para controlar a los más revoltosos.

A través de su cuenta de Twitter, Galli calificó la situación como "una extorsión". "En estos casi 5 años de gestión siempre recibí a todos los vecinos e instituciones que así lo requirieron. No vamos a ceder ante presiones ni extorsiones y mucho menos vamos a tolerar la utilización política de las necesidades de nuestros vecinos", sostuvo el funcionario.

Y en otro tuit, agregó: "Conocemos las necesidades que tienen los vecinos de Olavarría y estamos trabajando todos los días para solucionarlas, pero no podemos permitir una usurpación de un edificio público". La situación recién se encaminó cuando los recibió un grupo de funcionarios.

El reclamo que los llevó a esta protesta cargada de tensión y roces sería por la situación de siete familias con problemas habitacionales. "Tres, casi cuatro de los casos están solucionados y el resto sigue en estudio", confiaron desde esa administración comunal.

El jefe de diputados del PRO, Cristian Ritondo, fue quien compartió la noticia durante el programa de Alfredo Leuco por TN y afirmó que los grupos que intentaron tomar la municipalidad son cercanos al referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois.

Ritondo estuvo en contacto con Galli y contó: "Él está bien, está tranquilo y agradece el accionar de la policía que pudo frustrar el intento de toma".

En tanto, desde el bloque de senadores bonaerenses de Juntos por el Cambio repudiaron el intento de toma al edificio municipal de Olavarría. "Acompañamos al intendente local y a todos los empleados municipales que vivieron una tarde marcada por el atropello a las instituciones", sostuvieron y concluyeron que "no hay lugar para actos intimidatorios ni especulaciones políticas".