Viernes 17 de Enero de 2020

Molea será el abogado de la familia de Anahí

A dos meses del crimen de la joven, la nueva representación letrada de la familia estará a cargo del rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

 

Tras conocerse novedades en la causa respecto de la situación procesal de Marcos Bazán y Marcelo Villalba, dos de los acusados por el crimen de la adolescente, Diego Molea confirmó que tendrá su cargo la representación legal de la familia de Anahí.

El letrado, actual rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora se desempeñó anteriormente, como vicedecano de la Facultad de Derecho y presidente del Colegio de Abogados lomense.

Los investigadores comprobaron que una llave que tenía Anahí en su poder abrió una puerta de la casilla donde reside el sospechoso, lo cual complica sus posición en el caso que lo tiene como acusado por “privación ilegal de la libertad en concurso real con homicidio triplemente calificado por su comisión mediante alevosía, criminis causa y mediando violencia de género”.

Villalba está más comprometido por el hallazgo de su ADN en el cuerpo de la víctima, que evidenciaría “abuso sexual con acceso carnal”. También está imputado por el “robo” del celular de la joven.

“Contra Bazán hay pruebas contundentes de que conocía a Anahí. Tampoco quedan dudas de que Anahí estuvo en su casa por el pelo que se encontró, por la tijera, la comida y el perro que marcó el lugar”, expresó Molea en declaraciones televisivas.

Tanto Bazán (34) como Villaba (40), tienen la prisión preventiva que dictó el juez de Garantías de Lomas de Zamora, Sebastián Monelos, días atrás.

 

El caso

Anahí  salió de su casa en Lomas el 29 de julio para ir a caminar al parque y no volvió. Seis días después, la Policía encontró su cuerpo semienterrado en la reserva Santa Catalina. Tenía la misma ropa con la que había sido vista por última vez y golpes en la boca y en una ceja.

La autopsia reveló que murió por asfixia: le taparon la boca y la nariz hasta que dejó de respirar, según reveló el análisis de los peritos forenses. La habrían matado 24 o 48 horas antes de que apareciera muerta, según el detalle que aportaron los especialistas.