Martes 20 de Abril de 2021

Monzó confirmó que será candidato a diputado en las PASO

El ex presidente de la Cámara de Diputados se presentará con su Partido del Diálogo en las próximas elecciones, compitiendo dentro de la interna bonaerense de Juntos por el Cambio. Comienza así su carrera para competir por la gobernación en 2023

Emilio Monzó, ex presidente de la Cámara baja, confirmó hoy su intención de ser candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires en las elecciones de este año. Lo hará presentándose con su propio espacio, Partido del Diálogo, pero con la intención de competir dentro de Juntos por el Cambio con una postura crítica frente a lo que fue el gobierno de Mauricio Macri.

Lo anunció durante una recorrida por General Rodríguez: “Estoy caminando la provincia de Buenos Aires para ir a las PASO el 8 de agosto como precandidato a diputado nacional por el Partido del Diálogo dentro de Juntos por el Cambio”, dijo. Monzó fue uno de los pocos dirigentes de peso en la coalición opositora que no estuvo ayer en la presentación del libro de Macri, de quien se distanció en el último tramo del gobierno que terminó en diciembre de 2019.

Tiene en cambio una relación más fluida con Horacio Rodríguez Larreta, con quien se reúne al menos una vez al mes. Y apuesta también al crecimiento de Martín Lousteau en la UCR. De hecho, tiene grandes expectativas en el triunfo del sector que encabeza Gustavo Posse en las internas radicales de este domingo. El sector crítico que encabeza -y que integran también Rogelio Frigerio y Nicolás Massot- tiene referencias en la Cámara de Diputados y en la Legislatura provincial.

Monzó se refirió elogiosamente al Peronismo Republicano, otro sector interno que surgió en las últimas semanas en la provincia. “Tengo muy buena relación con Joaquín de la Torre y con Miguel Ángel Pichetto. En el caso de Miguel, respeto y admiración, dado que fue una persona muy importante en los cuatro años de gobierno. Con él establecimos un vínculo que nos permitió tener las herramientas y sancionar muchas leyes que enviaba el Poder Ejecutivo”, afirmó.

El dirigente de origen peronista, que fue armador del macrismo en la campaña nacional de 2015 que llevó al nacimiento de Cambiemos, se mostró críticos del actual gobierno. “El peronismo hoy está casi cooptado por el kirchnerismo, que se ha radicalizado y extremado. En mi caso, venimos recorriendo la provincia desde enero, sección por sección, junto a muchos dirigentes bonaerenses de distintos partidos y espacios, y estamos consolidando un espacio de centro dentro de Juntos por el Cambio que sea una alternativa superadora a los problemas históricos y recurrentes que viene atravesando la provincia de Buenos Aires”, dijo.

Se refirió también a los contrastes entre el interior de la provincia y el conurbano. “Vemos gente sin cloacas, sin cordón cuneta, sin las necesidades básicas satisfechas. Ese contraste es permanente: una Argentina pobre y la Argentina que arriesga, que quiere ir para adelante. Pero tenemos que entender los problemas para abordarlos de manera conjunta e integral. Por un lado, en Florencio Varela la gente vive en el medio de un basural. Por el otro, en la ciudad de Tandil, parece una especie de Silicon Valley americano, en donde las empresas están incorporando 100 empleos por mes, que tienen que ver con toda la industria de programación y del software. Esto implica un esfuerzo en formar y tener más tecnicaturas para que los jóvenes tengan un empleo de forma inmediata”, enfatizó.

El plan de Monzó implica competir en las PASO, por lo que está a la espera de que el Gobierno defina si intentará o no suspenderlas (como piden los gobernadores peronistas) o postergarlas. Sin un líder claro que ordene las listas, considera que las internas son el camino ideal para contener a las distintas sensibilidades opositoras. El expresidente de la Cámara no oculta su vocación de competir por la gobernación en 2023.