Lunes 03 de Agosto de 2020

¿Peligra la paz política? Gollán atacó a Larreta y después dio marcha atrás

El ministro de Salud bonaerense publicó un mapa señalando la cantidad de casos de Coronavirus en CABA y, horas después, quiso arreglarla: "Estamos trabajando coordinadamente con Nación y Ciudad".

Este domingo, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, publicó en su Twitter un mapa con la ciudad de Buenos Aires en rojo y remarcó: "Queda claro en este mapa dónde está el mayor riesgo de irradiación del Coronavirus".

Esta dura crítica del funcionario provincial llegó luego de los cruces entre el gobernador  Axel Kicillof, los intendentes peronistas del Conurbano y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por la flexibilización de la cuarentena en la Capital y la situación del Área Metropolitana.

Tras la polémica por su sorpresiva acusación, Gollán salió este lunes a aclarar que la administración de Kicillof trabaja "coordinadamente" con el presidente Alberto Fernández y con Rodríguez Larreta , para "evitar la propagación de los contagios" de coronavirus.

"Siempre supimos que los grandes conglomerados urbanos serían los lugares más complicados de la pandemia. Por eso desde el primer día estamos trabajando coordinadamente con la Nación y la Ciudad para evitar la propagación de los contagios", escribió en su cuenta de Twitter.

RESPUESTA DE CIUDAD

En este marco, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós , remarcó hoy que "no hay espacio para opiniones divergentes, sino para encontrar coincidencias" en la lucha para frenar la propagación del virus.

"No voy a gastar un minuto de mi tiempo en contestar un tuit que creo que no le agrega nada al trabajo que estamos haciendo (…) Cada uno de los gobernantes tiene todo el derecho y la responsabilidad de opinar respecto a la pandemia", apuntó en diálogo con Radio Continental.

En la Ciudad creen que la administración bonaerense y el kirchnerismo están haciendo un "uso político" de los contagios en las villas. Remarcan que se detectan más casos en la ciudad porque hacen más testeos y que el gobierno de Kicillof "rechazó usar el plan Detectar, de la Nación", que permitió multiplicar las pruebas.

En tanto, el gobierno porteño definirá esta semana si da marcha atrás con la apertura del confinamiento en el nuevo escenario de aumento de casos de los últimos días. La decisión tendrá en cuenta tres elementos: la velocidad de los contagios, el comportamiento social frente a las nuevas reglas y el nivel de uso del transporte público.

El aumento del número de afectados en las villas y en geriátricos genera preocupación.