Lunes 25 de Mayo de 2020

El PJ bonaerense también repudió el golpe de Estado en Bolivia

El peronismo de la Provincia se sumó a las expresiones sobre la grave situación institucional que atraviesa el país limítrofe tras la salida de su presidente, Evo Morales, forzada por la oposición y las fuerzas armadas.

Los principales partidos y dirigentes de Argentina se manifestaron por lo acontecido en Bolivia este domingo, tras la dimisión del presidente Evo Morales presionado por el Ejército de su país en connivencia con diversos sectores opositores a su gobierno, luego de semanas de protestas que se produjeron en relación al sospechado proceso electoral que dio como ganador a Morales.

Mientras el Ejecutivo nacional que comanda Mauricio Macri no se atreve a llamar “golpe de Estado” a esta interrupción en el orden institucional, otros espacios de Argentina sí lo hicieron.

A través de un comunicado, el Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires manifestó: “Expresamos nuestro más firme repudio al violento golpe de Estado consumado hoy en Bolivia e instamos a trabajar por el inmediato restablecimiento del Estado de Derecho”.

“Los sectores minoritarios y reaccionarios se niegan a respetar la democracia que tanto costó consolidar en nuestra América, por eso pedimos que se garantice la seguridad de los compañeros presidente Evo Morales, vicepresidente Álvaro García Linera y de todas y todos los funcionarios y dirigentes del Movimiento al Socialismo del Estado Plurinacional de Bolivia”, añadieron.

Asimismo, sostuvieron que “defendemos firmemente la democracia en toda América Latina y sostenemos que el pueblo boliviano debe escoger cuanto antes a su próximo Gobierno en elecciones libres y sin proscripciones”.

En tanto, el bloque de Diputados Nacionales FPV PJ, en la misma sintonía, “a Evo Morales Ayma y a Álvaro García Linera que han renunciado a la presidencia y vicepresidencia respectivamente para preservar la paz y la vida del pueblo boliviano, ante un contexto creciente de violencia como así también persecución a dirigentes sindicales impulsada por la derecha neoliberal”.

Además, indicaron que “instamos a los organismos internacionales como así también a todo el arco político de la región a trabajar para que Bolivia recupere a la brevedad el orden constitucional y la plena democracia”.