23 de Enero de 2022

El PJ Bonaerense se prepara para discutir su futuro

Lo harán las autoridades partidarias con intendentes en la mesa. Será desde hoy a las 18.30. Mientras La Cámpora se desentiende y moviliza a Comodoro Py para respaldar a CFK, que enfrentará a Bonadío.

El avance de la ola amarilla obliga al peronismo bonaerense y replantear una estrategia hacia el futuro que les permita consolidar no solo un proyecto político renovador, sino poder ejecutarlo a través de una nueva figura, que sea quien lleve las riendas hacia el 2019.

En ese escenario los intendentes, sobre todo los del Conurbano, poseedores de ese poder territorial que le quedó al peronismo marcaron el pulso de espacio al ritmo objetivos, alianzas, grupos, afinidades y peleas. Si bien el grueso de los alcaldes se encolumnó detrás de la candidatura de Cristina, ahora las tácticas y jugadas sobre el tablero resurgen de la mano de la renovación de autoridades del PJ bonaerense.

La derrota de la ex presidenta en manos de María Eugenia Vidal y Esteban Bullrich, no se trasladó al terruño, donde la mayoría de los popes del Conurbano pudo sostener su concejo y contar con bueno números.

El primer mitin  del PJ bonaerense tendría lugar mañana y su objetivo será trazar los lineamientos para las elecciones internas. Si todo resulta armonioso en diciembre el Partido tendría que estar renovando sus autoridades.

Se presume, incluso, que esta semana podría salir la fecha de convocatoria para las elecciones internas.

El escenario dejó varios rumores sobre la marcha sobre quiénes serían los postulados para reemplazar al actual titular del PJ bonaerense, Fernando Espinoza. Algunas versiones adujeron que la intendenta de La Matanza, Verónica Magario se perfilaba para suceder al matancero. Sin embargo, fuentes de ese distrito descartaron esa versión ante este portal. Lo que se pudo saber es que Espinoza tiene ganas de tener un segundo mandato. Desde La Matanza afirman que “tiene el apoyo de la mayoría de los intendentes, los legisladores provinciales y del sector obrero”. En los pergaminos que presenta, destacan que el peronismo aún se mantiene fuerte en la Tercera Sección.

Sin embargo, el ex alcalde matancero y diputado nacional electo no corre solo en este camino. Desde la Primera Sección, un intendente con distinto perfil sueña desde el año pasado coronarse con la titularidad del PJ bonaerense. Se trata de Gustavo “Tano” Menéndez de Merlo, quien al parecer  cuenta con el apoyo de diez alcaldes de su sección y algunos del Interior. Sobre el tablero, surge un tercer interesado en la discusión. Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora (Tercera Sección) mostró ganas de posicionar al alcalde del La Costa, Juan Pablo De Jesús.

Sobre ese trazado comienzan a surgir nuevamente las diferencias de los intendentes. La poderosa Tercera Sección, foco de resistencia del peronismo en una provincia pintada de amarrillo, está partida por los viejos recelos y conflicto que tienen Espinoza e Insarrualde. Si el matancero decidiera dar un paso al costado, se descarta un apoyo a Menéndez en detrimento del lomense.

Para muchos intendentes y legisladores, este nuevo escenario caliente que aparenta irrumpir podría ser evitado con la reelección de Espinoza al mando del PJ bonaerense, para garantizar el status quo, al menos hasta que se discutan las candidaturas a Gobernador para el 2019. Por otro lado, la influencia y palabra de Cristina será fundamental en esta disputa: ¿la senadora nacional electa se meterá en la pelea por la conducción del PJ bonaerense?

Por lo pronto, hoy tiene preocupaciones más terrenales. Concurriá a Comodoro Py para otro round frente al juez federal Claudio Bonadío, esta vez por las denuncias vinculadas al encubrimiento del atentado a la AMIA. Cristina no declarará, pero dejará un escrito. La Cámpora estará allí para respaldarla y posiblemente no se acerque al PJ.