Miércoles 20 de Marzo de 2019

San Isidro, columna vertebral de Cambiemos en el GBA

Gustavo Posse apuntaló desde su gestión la lista del oficialismo y fortaleció el liderazgo político del espacio. Si bien no fue candidato, llevó a la coalición gobernante a un categórico triunfo por más de 35 puntos de diferencia sobre Unidad Ciudadana.

Más del 50% de los vecinos de San Isidro eligieron a Cambiemos para ser representados. El Municipio dirigido por Gustavo Posse logró aportar la mayor cantidad de votos para el oficialismo, que le sirvieron fundamentalmente para equilibrar la balanza en otros distritos del conurbano en los que el resultado no fue favorable.

“Acá trabajamos para que hubiera una distancia grande entre (Esteban) Bullrich y Cristina (Kirchner). Y lo logramos”, afirmó el jefe comunal luego de que Cambiemos aventajara en las PASO a Unidad Ciudadana por casi 36 puntos porcentuales. De esa manera, Posse aportó una valiosa diferencia de 70 mil votos en base a una gestión que se destaca por el manejo eficiente de los recursos y la resolución de las necesidades de sus habitantes.  

Con su propia imagen y la gestión de gobierno como mayor valuarte, el intendente de origen radical y desarrollista – al igual que su padre Melchor Posse- logró afianzar el liderazgo del PRO en el norte del conurbano, dando continuidad así al obtenido en el nivel nacional y provincial. Sin embargo a la hora de analizar estrategias, el Jefe Comunal destacó el trabajo colectivo y sostenido que realiza en conjunto con sus pares. “Somos un grupo de intendentes en Cambiemos, que trabajamos en foro y colaboramos con los lugares que no tienen intendentes propios. Una parte del resultado de la elección tiene que ver con eso”, dijo.

Sobre el nuevo escenario político construido por el espacio que lidera Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, aseguró: “Estamos ante un momento excepcional. La Nación, la Provincia y los municipios trabajamos juntos. Eso no había ocurrido nunca antes”.

Luego defendió el rumbo económico tomado por el Gobierno Nacional al considerar que frente a la falta de planificación que implica hoy el populismo se trató "del adecuado" aunque haya singnificado "un trago amargo" para muchos en los primeros meses de la gestión.

"Ahora la economía empieza a funcionar y el resultado electoral va a ayudar. Hay muchos parámetros que ya son buenos, pero todavía no le repercuten a la gente en su vida. Estamos delante de otra Navidad, otro fin de año, y se está notando el cambio de clima”, remarcó Posse.

MODELO "SI"

Además de ser considerado un distrito rico, de los que no abundan en el GBA, San Isidro ha logrado destacarse por encima de comunas vecinas por poseer un perfil de gobierno particular. Con cinco mandatos en su haber Posse organiza recursos y aplica políticas de gobierno teniendo en cuenta no sólo la riqueza de su tierra, sino también su heterogeneidad social. En esa línea el mandatario comunal explicó que "evitar la tendencia a la conurbanización"  es uno de los objetivos y  preocupaciones de su gestión; es en otros terminos evitar que se desarrolle y arraigue una "cultura de la usurpación"

“Las ciudades se conurbanizan, pero aquí en las últimas décadas bajaron los asentamientos un 35%, mientras que en el área metropolitana aumentaron un 70%”, graficó y apuntó al kirchnerismo como causal de dicho fenómeno, aunque diferenció: “No fue el peronismo ortodoxo el que lo fomentó”, y marcó así los matices entre el PJ histórico y el comportamiento en la era K.

LA EXIGENCIA COMO VALOR

Otro de los puntos que fortalecen al bastión de Cambiemos en la zona norte del Conurbano es la administración de los recursos. En ese aspecto el intendente afirmó que pese a los vaivenes de la economía en la primera parte del año, el  municipio nunca dejó de recaudar. “Acá no hay amnistía fiscal. Mantenemos tres hospitales y el patrullaje, que tienen presupuestos altos” advirtió y se diferenció de otros jefes comunales que ante la obligación de asumir funciones de las que se desentendió el gobierno provincial, hicieron de las críticas y la queja una bandera. Fue en ese contexto que recordó la exigencia de su progenitor como un legado a seguir.