Viernes 25 de Septiembre de 2020

Tandil abandona el sistema de fases y desde Provincia salieron al cruce

El nuevo modelo fue decidido por el intendente radical, Miguel Lunghi, y propone un mecanismo para determinar los distintos estadios de la situación epidemiológica en el distrito a través de un sistema de “semáforo”. El Gobierno bonaerense lo acusó de “separatista”.

El intendente de Tandil, Miguel Ángel Lunghi volvió a marcar sus diferencias con el Gobierno bonaerense al comunicar que dejará de usar el criterio de fases, que rige en toda la provincia de Buenos Aires y en el país para el manejo de la pandemia de coronavirus. En su lugar, implementará criterios propios avalados a nivel local.

El jefe comunal dijo que la decisión será plasmada en un decreto que publicará este mismo lunes, que establecerá nuevos parámetros, que serán estadíos por colores o “semáforo”, que se “definirán semanalmente o de forma inmediata ante la existencia de un brote de contagio epidémico repentino”.

En el “Estadío Verde” podrán funcionar todas aquellas actividades autorizadas o que hayan tenido protocolo sanitario aprobado para el desempeño o ejercicio de la actividad al 21 de agosto de 2020 y en la modalidad y con el factor ocupacional determinado en el acto administrativo o dictamen respectivo vigente a esa fecha; en el “Estadío Amarillo”, el factor ocupacional de las actividades mencionadas se verá reducido en un 50% respecto del autorizado al 21 de agosto de 2020. Y en el “Estadío Rojo”, sólo se permitirá funcionar a las actividades determinadas como esenciales, respetando el factor ocupacional referido en el estadio Amarillo y con un horario máximo de funcionamiento de hasta las 18 hs”.

Los cambios fueron informados por Lunghi a través de un comunicado en las redes sociales: “El nuevo sistema establece un modelo propio y que tiene en cuenta las características y particularidades de Tandil y que ha sido consensuado con los principales actores de los sectores representativos de la comunidad, que han adherido de manera formal con su firma y compromiso a la propuesta”, señaló el alcalde radical.

“Estamos ante un gran acuerdo entre todos los sectores de Tandil para establecer un nuevo modelo integral, planificado, ordenado y previsible, porque sabemos claramente que durante muchos meses más deberemos convivir y enfrentarnos a esta pandemia. Y estamos convencidos que de esta forma estaremos mejor preparados para dar una respuesta sanitaria y social para todos los vecinos ya que será fundamental la mirada local”, agregó el mandatario.

Asimismo, dijo que “el nuevo esquema comenzará a regir desde este mismo lunes a partir de un decreto municipal que se firmará en las próximas horas y tiene como objetivos principales: “Cuidar y reforzar la salud pública a partir de la capacidad de respuesta del sistema sanitario de la ciudad ante la pandemia; contar con un sistema local de alertas temprano y confiable; tener previsibilidad, planificación y orden para transitar los próximos meses; y disponer de criterios objetivos y precisos que conozca toda la comunidad para implementar las medidas necesarias ante la evolución y los cambios de las situaciones sanitarias”.

El rechazo de Provincia

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, cuestionó con dureza la decisión de Lunghi. En ese sentido, advirtió que “tendrá consecuencias legales” y que la iniciativa “es un manifiesto separatista”.

“De avanzar en esta decisión, quiero que sepa el intendente que está desobedeciendo a un decreto de orden público, lo que es bastante grave desde el punto de vista legal. Lo peor que podemos hacer es entrar en un esquema de anarquía y absoluto desorden”, dijo Bianco este lunes en conferencia de prensa sobre la actualización epidemiológica de la provincia.

“Hablé con el intendente y le pregunté si sabía que estaba en medio de una pandemia”, sostuvo al tiempo que le pidió que “reflexione”. En tanto, Lunghi también habló esta mañana y admitió que la charla con el ministro coordinador “no terminó bien”, pero ratificó que avanzará en su criterio local.

Bianco dijo no entender la actitud del intendente “salvo que sea algún tipo de jugada política para diferenciarse”. Y reflexionó: “No es una buena señal política tomar decisiones que no están consensuadas con el Gobierno de la provincia. Y que esto va a tener consecuencias legales”.

Asimismo, dijo que “este sistema de fases no es un capricho, no se nos ocurrió trasnochadamente. Venimos trabajando muy bien, de manera consensuada con todos los intendentes”.